0
Entre múltiples trayectos, era director de la carrera de Periodismo de la UNDAV, docente de tres universidades nacionales y generador de redes extensionistas en el país y Latinoamérica. Su recorrido será tema de futuras generaciones universitarias. 

Castro tenía 54 años.

“La libertad no se pide ni se espera, se gana militándola día a día y la restitución de derechos es el mayor acto de independencia al que uno puede aspirar.” Jorge Castro.
Por Santiago Giorello (*)
Nació en La Plata un 20 de diciembre de 1962. Por herencia y por elección, fue hincha de Gimnasia y socio vitalicio, al igual que René Favaloro. Ese año su club comenzó a apodarse “Lobo”, debido a la gran campaña realizada y el invicto en el bosque durante la temporada.
Jorge Castro dejó de existir en la jornada de ayer a los 54 años, tras sufrir un infarto que dejó atónito a familiares, compañeros y amigos que supo cosechar a lo largo de su vida.
Peronista e hijo de obreros, manejó un taxi por casi dos décadas para poder concluir sus estudios y construir una familia junto a su mujer Mercedes, sus hijas Rosario y Mariana, y su hijo “Toto”. Egresado en la  Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata, comenzó su carrera como docente en la cátedra de Análisis de la Información, y junto a otros compañeros escribieron un libro necesario cuando nadie hablaba: la concentración mediática en pocas manos. “Medios, Política y Poder”, explicó cómo las empresas se metieron en el mundo de la comunicación para lucrar con el sentido en la década del 90.
En La Plata fue secretario de Extensión de la Facultad, en un largo recorrido como militante de la Agrupación Rodolfo Walsh, que concluyó en la asesoría de asuntos latinoamericanos en el rectorado platense.
Militante de las causas populares, otra de sus pasiones fue la extensión universitaria. Como parte de la gestión de la Facultad de Periodismo fomentó la carrera en distintos puntos de la provincia y el país. Seguidor de Paulo Freire y la educación popular, su eje consistía en dar vuelta el sentido del nombre “Extensión”. Esto es, que la universidad no llegue a los barrios, sino que los barrios sean parte de ella. Por eso hacía foco en los sectores populares, como territorios de las periferias urbanas, pueblos originarios y diversos sectores excluidos.
Junto a su hija Mariana marchando en defensa de la Universidad Pública.-

Jorge Castro formó varias generaciones y dejó el legado de la importancia de embarrarse con la academia y romper con la lógica universitaria de llegar, cursar e irse. Dirigió tesis, escribió en revistas académicas, evaluó proyectos y gestionó por más de 20 años. “¿Por qué pasan las cosas qué pasan?", era su pregunta disparadora traída del periodista Bastenier, para ponerse a pensar en las realidades, que no sólo hay que caminarlas, “sino leerlas y entenderlas”, decía. Por eso proponía leer distintos diarios, escuchar varias radios, mirar distintos programas. “No enamorarse del medio”, sugería.
En las aulas humanizaba a sus estudiantes, no generaba distancia de sabiduría / ignorancia para comprender a quienes tenía en frente.  Cuentan que al finalizar la cursada, pagaba un asado a sus estudiantes y quién quería, los invitaba a formar parte de su equipo, en una dinámica colectiva constante. 
Pasó por las universidades nacionales de La Plata, La Matanza, Avellaneda y La Pampa. Pero su formación y trayectoria en extensión universitaria lo llevó a ser referente en instituciones educativas del país y Latinoamérica. Así dictó seminarios, charlas, coordinó congresos y fue parte de redes como el Grupo Montevideo y la Unión Latinoamericana de Extensión Universitaria (ULEU).
En la UNDAV, además de su veta docente, participó activamente de la creación de la carrera de Periodismo, dirigió proyectos de investigación en Isla Maciel y coordinó el primer libro realizado por estudiantes: “Del Mercado a la Universidad”, basado en relatos de vecinos que cuentan lo que significa que la educación superior llegué al territorio. Actualmente junto a otros compañeros conducía “Comunicación en Red”, el programa radial de la Red de Carreras de Comunicación del país.
Castro tenía pensado trabajar con el fortalecimiento de redes y escuelas de extensión en Centroamérica, y continuar levantando las banderas de la Universidad popular, pública, gratuita y de calidad. Hace poco había presentado "Los caminos de la extensión", en versiones locales e internacionales. 

Entrevista en Uruguay.

Cómo dijo su compañero y amigo Oscar Lutczak,  “literalmente le puso el cuerpo a sus convicciones y sin medias tintas. Hoy, con el diario del lunes, podríamos preguntarnos si valía la pena tanto esfuerzo. Él seguramente nos seguiría respondiendo que si, va a ser difícil recoger esta posta tan encendida de pasiones pero hay mucho que dejaste para que lo cuidemos, lo reguemos, lo veamos crecer”.

(*) Docente de la UNDAV y compañero de Jorge. Amigo.

Publicar un comentario

 
Top