0
Sebastián Amica, locutor y docente, melómano, coleccionista y apasionado por la radiodifusión,  es el dueño de una idea que, como fundamento, nos deja ver el medio  a lo largo de su historia y atesorar los recuerdos y hechos fundacionales para evitar que se pierdan
Desde Radio Rivadavia, Héctor Larrea marcó una época en la radiofonía argentina

Por Federico D'Auro

De pequeño una de sus pasiones fue coleccionar cosas, desde boletos de colectivo, armar archivos con notas de su agrado, como el ya extinguido Suplemento Sí del diario Clarín, y una de sus últimas innovaciones fue comenzar a coleccionar afiches de revistas que mostraban publicidades de emisoras y programas de radio de todas las épocas.

Sebastián Amica recordó que el primer eslabón de la cadena lo obtuvo al visitar una librería en un descanso de su trabajo en un call center del microcentro. “No recuerdo muy bien cual fue, pero si lo movilizante de aquel hallazgo, al verlo, las voces del programa que se publicitaba, empezaron a fluir en mis oídos, después la cortina musical y por último los rostros de los protagonistas”, recordó.

A modo de anticipo, uno de los personajes más emblemáticos y queridos del medio, estaba Héctor Larrea en un afiche de Radio Rivadavia, nos dejó en claro el mensaje de que usted, está viendo radio, y por ahí va la mano de este proyecto, ver, disfrutar y escuchar radio.

La respuesta de aquellos que están en los afiches siempre fue positiva, ya sea desde un me gusta hasta una devolución más afectuosa, y alimentó el proyecto que tiene su espacio en la principales redes sociales, al tocar esa fibra emocional como objetivo principal así como también generar una máquina del tiempo que nos transporte hasta el momento exacto en que escuchábamos esos programas, llevándonos, aunque sea, un ratito hasta ahí.

A modo de enciclopedia, Radio en Papel, que cuenta con unos 300 afiches, nos recuerda, entre otras cosas, que algunos periodistas, que hoy se encuentran en veredas opuestas, trabajaron juntos como el caso del programa que comenzara a fines de los 80 Sin anestesia, donde Eduardo Aliverti y Jorge Lanata nos daban las noticias de lunes a viernes de 7 a 9 por radio Belgrano.

Otro rasgo importante a destacar de este archivo es la evolución de las publicidades y de cómo las imágenes bien pulidas cargadas de creatividad le ganaron terreno al formato clásico, donde los semblantes de los conductores ocupaban el lugar principal.


Plan con un claro objetivo, un conductor que conoce al medio como nadie, una estructura y  organización para darle el marco profesional que necesita sacándole el máximo  provecho a las herramientas digitales del momento como las redes sociales, eso es Radio en Papel, que con solo generarte emociones y recuerdos su rol principal ya está cumplido ya que según el profesor Sebastián Amica, “se trata de un homenaje a aquellos que hicieron mucho por la radio”, finalizó.

Publicar un comentario

 
Top