0


Entrevistamos a Jayson Mcnamara, director del documental “Messenger on a White Horse”, quien investigó el trabajo del periodista inglés, durante su estadía en nuestro país en los años de la dictadura

Bob Cox digirió el Herald entre 1975 y 1979, cuando emprendió un exilio forzado

Por Cristian Almirón


El film, que fue presentado en el BAFICI, y se centra en el período en que Robert Cox fue director del diario Buenos Aires Herald, y en el rol central que tuvo su medio en la denuncia de desapariciones durante la última dictadura cívico-militar en Argentina, y como su arriesgada vocación periodística contribuyó a salvar vidas con sus editoriales diarias en el matutino porteño.

El Herald, escrito netamente en inglés sirvió de voz para denunciar en sus páginas las desapariciones, torturas y muertes de finales de los ´70 en nuestro país. Poco a poco, Bob, como lo llaman sus íntimos, se comprometió más en la tarea de informar y eso desembocó en una cobertura de las marchas de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, con quienes construyó un fuerte vínculo afectivo.

Y quienes frecuentaban la redacción del periódico en busca de algún dato sobre sus familiares desaparecidos que aportara algo de tranquilidad a su desesperación.

Jayson Mcnamara, lejos de construir una figura mesiánica sobre el periodista, lo expone con sus miedos y sus contradicciones, con abundante material de archivo inédito extraído de la BBC, y testimonios especiales de su esposa Maud Cox, Nora Cortiñas (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Estela Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo), o el sobreviviente de la ESMA Roberto Barreiro. El documental va construyendo la historia de esos días agitados y su esfuerzo por informar lo que otros medios no decían por defecto u omisión.

¿Cómo llegaste a la historia de Robert y qué te motivó a investigarlo?

Trabajaba en el Herald como redactor, y un día me tocó corregir el suplemento que el diario preparaba para el 30 aniversario de la vuelta a la democracia en Argentina. Hacía alusión a la importancia del Buenos Aires Herald en los juicios. También había algunas columnas de Robert y otros compañeros suyos.

Cuando volví a casa, fascinado, porque estaba trabajando en el mismo diario en donde pasó todo eso. No había contenido audiovisual, muy pocas entrevistas con Robert, ningún programa de televisión, y mucho menos una película. Poco tiempo después decidí que iba a intentar hacerlo yo.

¿Cuándo comenzaste la investigación sobre Cox y cuánto duro?

En enero de 2014 y duró tres años.

El material de archivo tiene un papel importante y es la materia prima del documental. ¿Cómo llegaste a conseguirlo?

Lo primero que hice fue ir a la Biblioteca Nacional a revisar los ejemplares del Herald más o menos del ’75 hasta un poco después del exilio de Robert en el ´79. Un día en el ejemplar de junio del ´78, había una nota sobre un programa de la BBC.

Ellos habían mandado un equipo a Argentina e hicieron un programa que generó un poco de controversia en la comunidad británica local. Que descreía lo que la BBC planteaba en el episodio del programa ´Panorama’. Me contacté con la BBC y pudimos conseguir el episodio. De ahí sale la entrevista a Videla en color. Entonces me pregunté si habría otros países que tuvieran material de archivo.

Empecé a buscar y conseguí material de emisoras públicas de Finlandia, Holanda, Alemania, como también de las agencias de noticias Reuter y AP, que tienen mucho material fílmico de esa época. Fue un proceso muy divertido porque teníamos mucho material inédito que sabíamos le iba a dar otro color al documental

¿Qué opinión tiene Robert sobre la película?

Bob la vió en una función privada en el CCK que hicimos el año pasado para los que trabajaron y los que dieron testimonio. Recuerdo que una de las primeras cosas que me dijo es que era muy honesta la película. Y creo, que se refería a él mismo. Algo muy especial de Bob es que es muy humilde.

No le gusta la categoría de héroe que muchas veces le imponemos. Pero, creo que valoró que mostráramos algunos de sus conflictos y sus contradicciones, que hablan de quien es él como ser humano. Lo ponemos de alguna manera en conflicto con las Madres de Plaza de Mayo. Pero él tiene total aceptación de su historia.

¿Estás decepcionado por la pobre cobertura periodística?

No, creo que BAFICI presenta algunas dificultades porque proyecta 400 películas en diez días. Nosotros en septiembre vamos a lanzar la película a nivel comercial. Creo que por la figura de Robert y el respeto que genera, va a contar con muchos periodistas en todos los ámbitos que le van a dar difusión.

Robert estuvo en una lista negra en La Nación por muchos años, así que, si no le dan cobertura no me va a sorprender. Robert era para la izquierda muy de derecha, y para la derecha muy de izquierda. Fue una persona que señaló con su trabajo ciertas falencias de los otros medios de comunicación. Ojalá que, con el tiempo, empiece a cambiar.

Publicar un comentario

 
Top