0
En el marco de entender la situación que vive el barrio porteño de San Telmo, Isabel Bláser, directora de la revista “El Sol de San Telmo”, brindó su opinión sobre la falta de políticas públicas, y los intentos de los vecinos por mantener viva la zona
                                                                                                                                             


"Por fuera del centro comercial, es notable el abandono que padece San Telmo en su geografía"

                                                                             Por Ana Ilutovich

Nos recibió en un lugar emblemático para ella como lo es la Plaza Dorrego,  sitio visitado por miles de turistas a diario,  y símbolo del barrio. En una mesa, colocó una copia de la revista de la cuál es directora y un mapa del barrio para comenzar la entrevista.
 

- ¿Cuál es tu visión acerca de la brecha entre el sector residencial y el sector del Casco Histórico?
 

San Telmo siempre fue "castigado". A pesar de ser el barrio emblema que dio origen al resto de la ciudad, nunca se lo consideró como parte importante de la historia. Creo que hay una equivocación en el concepto de pensar que un lugar histórico debe estar vacío e inhóspito para que los turistas -internos y externos- lo recorran, saquen fotos y se vayan.
 

Por eso solo arreglan  (y hasta por ahí no más) la zona turística y descuidan los aledaños que son, precisamente, el valor agregado que caracteriza a nuestro Casco Histórico y a San Telmo mismo ya que pocos son los que están habitados. Eso hace que la historia esté viva y se perpetúe en todos los vecinos que lo caminamos todos los días, porque nosotros fuimos, somos y seremos parte de la historia.
 

Nuestro barrio es una muestra de la vida misma, está el pobre, el rico, el empresario, el obrero, el profesional, el analfabeto, el artista. Eso lo diferencia de muchos otros, donde existe una estandarización de su población, ya sea porque lo habitan mayormente la clase alta o la media o la baja y se caracterizan precisamente por eso. San Telmo es todo lo contrario, se cruzan las clases sociales, las razas, las costumbres y eso lleva a la diversidad y provoca la convivencia que es el mayor valor que tenemos.
 

-¿A qué se debe la falta de cuidados del barrio por parte de las autoridades?
 

Los vecinos de San Telmo, pagamos nuestros impuestos como los de Puerto Madero, Palermo, Recoleta o Barrio Norte, pero aún así no recibimos el mismo trato. A veces pienso que es precisamente para que los turistas emigren hacia esos barrios y sea allí donde consuman, ya que me llama mucho la atención que las autoridades, sabiendo que es el foco turístico más importante de la ciudad, con una visita de más de 10.000 personas por fin de semana con una superficie de apenas 1,5 Km2,  no esmeren su limpieza, ni la conservación de sus fachadas antiguas, ni el cuidado de sus adoquines históricos, etc., ni el respeto a los espacios públicos que son "tomados" por el comercio en general.
 

Esto quizás pueda deberse también a desvalorizar la zona para que los grupos económicos, que nunca faltan, pongan el foco en ella (porque saben que sí vale) y realicen inversiones que nada tienen que ver con el paisaje circundante. Esto, de ninguna manera mejorará la vida de los vecinos porque en nuestra zona no solo no está permitido por su conservación histórica, sino por su infraestructura.
 

De cualquier manera debo decir también que la mejora de nuestra vida vecinal, no pasa solo por las autoridades sino por nosotros, los vecinos, quienes debemos tratar de conservar, lo mejor posible, nuestro hábitat. Aunque, obviamente,  muchas decisiones escapan a nuestra acción y no son hechas eficazmente por quien corresponde, por ejemplo: limpieza exhaustiva de las calles / desratización / instalación de luz en plazas y calles oscuras / arreglo definitivo de veredas en los lugares donde los vecinos no tenemos injerencia / mantenimiento de plazas y parques; entre otras.
 

La parte turística de San Telmo, debido a su concentración y cantidad, deja resabios de roturas, suciedad, desechos, basura, etc. que agrava aún más la situación. Por lo tanto hay que englobar las medidas y poner la acción eficiente para que la situación cambie.
Pero parece que eso a las autoridades las supera y no son capaces de hacerlo bien.
 

-¿Cómo influye el periódico barrial “El Sol de San Telmo” en esta lucha por mantener vivo el espíritu de la zona?
 

A  través de “El Sol de San Telmo”, periódico comunitario, gratuito, laico y no partidario, hecho por los vecinos, estamos tratando de cuidar  nosotros al barrio, ya en realidad somos muchos los que lo queremos, algunos por elección y otros a los que estamos tratando de que sepan la importancia que tiene nuestro lugar por los valores tangibles e intangibles que contiene. Para todos nosotros, tiene mucha relevancia, ya que es la mejor manera de difundir la belleza y riqueza cultural de este lugar.

Publicar un comentario

 
Top