0
Nicola Viceconti es un escritor que conoció Latinoamérica hace una década y no paró de relatarla. Hay algo que lo interpeló: la inmigración de sus pares, la identidad y la memoria. Conocé sus obras y accedé a ellas en esta entrevista.


Nicola Viceconti en Roma

Por Santiago Giorello

Estudió Sociología en la Universitá La Sapienza, pero se graduó años más tarde en Ciencias de la Comunicación. Eso le dio herramientas para dedicarse a la escritura, o también, a una visión social de la historia. En 2007 viajó a Montevideo y Buenos Aires, para entender de cerca al tango. Habló con los locales para ver los sentidos que circulan, pero lo hizo por circuitos paralelos a los turísticos.

“El pueblo siempre tiene algo que decir más allá de la estética y lo individual del tango. Creo que hay ejes como la protesta social, los inmigrantes, el lunfardo como idioma de sectores populares”, expresa Nicola Viceconti, quién hace un mes en Madrid presentó Ven Conmigo, su quinta novela.

Para el autor el tema de la memoria es clave. En sus relatos hay personajes de fantasía pero ambientados en contextos reales. Así lo sintetiza: “Quería decir algo para estar personas que con nostalgia y admiración piensan en Italia. Empecé a investigar particularmente la inmigración del sur en la primera parte del Siglo XX. Se dan morfologías particulares, como por ejemplo Genoveses en La Boca o Piamonteses en Rosario. Me fascinó la hibridación entre música, comida, arte, y una enorme riqueza cultural del mundo de los inmigrantes”.

Viceconti también tiene más de diez cuentos publicados, con diversas premiaciones como la obra "La Ragazzina Di Homs", votada por mil chicos de colegios secundarios en el concurso internacional de Sassari.

El italiano reflexionó sobre la estrategia del género de ficción como modo de abordar la historia: "Como manera de contar es convincente para llegar a una población que no se acostumbraría a esos temas. Si voy a escribir del robo de bebés en Argentina, para explicar a jóvenes italianos, lo puedo hacer con una ficción. En Argentina tenemos el Nunca Más, pero en la página 20 te morís, porque son datos reales y muy fuertes.  Por eso trato de hacer un revisionismo en defensa de los derechos humanos, pero desde otro país, aislado del contexto partidario."

----

“El tema de la ideología es recurrente en mi narrativa”

Junto a Filomena Provenzano, su traductora al español

Su escrito Ven Conmigo fue premiado como obra inédita en el concurso nacional Cava de Tirreni 2016. Es la historia de un anciano que viaja 71 días para encontrar al amor de su vida, pero también para reflexionar sobre su ideología comunista. Cuando tenía 20 años se formó en la Universidad de Moscú, y conoció a una mujer que no la volvió a ver. Una especie de amor en tiempos del cólera.

“El pretexto es hablar de la identidad y del amor. A su vez va a poner al lector varios sistemas de compromiso político: el Partido Comunista en Italia después de la guerra, el aparato soviético en guerra fría y el movimiento estudiantil mexicano en los 60. El protagonista vuelve a París, su casa, y reflexiona sobre estos puntos”, comenta al respecto.

Su primer obra es Cumparcita, dedicada a los italianos “que tuvieron el coraje de cruzar el océano”, según explica, y agrega: “Representa algunos íconos de los hitos argentinos: el viaje con el barco, el encuentro de Monzón y Benvenutti, el café Tortoni, la literatura, el tango".

Años más tarde escribió  Dos Veces Sombra, con hincapié en la dictadura argentina y el robo de bebés. El prólogo es de Estela de Carlotto y se presentó en Mar del Plata, patrocinada por la embajada italiana.  Es una historia de fantasía, bien documentada, sobre una chica de 17 años que descubrió su pasado.

Pero su ligazón con Argentina no terminó ahí, sino que volvió y realizó Nora López, detenida N84, con la particularidad de ser escrita en voz de un torturador en el marco de genocidio de Estado.

La cuarta es Emet, el deber de la verdad. Una mujer mayor, enfrenta el tema de la fuga de los nazis a Argentina. “Es una historia que une a Europa con Latinoamérica. A través de los barcos de Genoa, salían criminales de guerra mezclados con inmigrantes. Llegaban y se construían una nueva vida. Es un argumento bastante delicado porque coincide con el gobierno de Perón, que era neutral en la segunda Guerra pero abría las puertas a todo el mundo”, concluye Nicola, quién recibió el premio de "Visitante Ilustre" de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, en 2015, por mantener viva la memoria del pueblo argentino.

En su portal www.nicolaviceconti.it se puede acceder a sus obras en castellano. 

Publicar un comentario

 
Top