0
El primer análisis del Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo (CPIA) sobre la cobertura mediática de los “Lavado Papers” arrojó que los medios en Argentina no realizaron un trabajo de investigación propio simplemente porque algunos de ellos están vinculados a cuentas offshore: lavan dinero y noticias.




La investigación “Lavado Papers” impulsada por el Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo  (CPIA), en la cual la UNDAV forma parte activa,  presentó de manera conjunta su primer informe sobre el análisis de la cobertura periodística a nivel federal realizada por trece medios gráficos sobre el caso de las cuentas en paraísos fiscales en Panamá entre el 3 de abril y el 9 de mayo.

Los hallazgos son el resultado de más de seis meses de trabajo por parte del Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo formado en mayo por la Red de Carreras de Comunicación Social y Periodismo de Argentina (REDCOM),  Lavaca/MU y  el diario Tiempo Argentino, motivados por la revelación pública de información del estudio especializado en el manejo de cuentas off shore Mossack-Fonseca.

A pesar que el caso es mundialmente conocido como los Panamá Papers, desde el CPIA se decidió bautizarlo como Lavado Papers,  ya que los más de 11 millones de documentos filtrados de sociedades registradas en paraísos fiscales no son de Panamá, son de políticos, empresarios y personalidades del deporte y el espectáculo nacional e internacional que esconden sus ingresos para evadir o eludir responsabilidades fiscales, más allá que en algunos países adquirir cuentas off shore no es ilegal lo cuestionable radica en el orden moral del mismo porque es dinero sucio, lavado.

En Argentina, la información sobre los Lavado Papers fue confiada originalmente a dos medios: La Nación y TN, la señal de noticias del Grupo Clarín. Hasta el 9 de mayo, ellos fueron los únicos que tuvieron acceso a la base de datos que el diario Süddeutsche Zeitung puso a disposición del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).




El problema radicó en que ambas empresas mediáticas están vinculadas con las off shore. De allí que el Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo planteó un trabajo a largo plazo que permitiera confrontar el paradigma construido por esas corporaciones: medios que lavan dinero y medios que lavan noticias.

El primer informe del CPIA dio cuenta de tres aspectos: por un lado existió un sesgo editorial relacionado al descubrimiento de seis medios cuyos empresarios, directivos o empleados jerárquicos están involucrados en la operatoria de las cuentas offshore – no todos los declararon en sus páginas e incluso aquellos que lo hicieron no fueron en los primeros días de atención mundial-.

El segundo aspecto es la carencia de fuentes propias de los medios argentinos que estuvieran por fuera del relato oficial del Lavado Papers: el diario alemán a través del ICIJ y aquellos medios que tenían acceso privilegiado a la base de datos, lo que pone en jaque al trabajo del periodismo de investigación, ya que en contadas ocasiones existió búsqueda de fuentes propias que contrastara la veracidad de la filtración.

El tercer aspecto es el alarmante sistema de reproducción con que opera el periodismo en la actualidad, en el cual no sólo no se generan fuentes propias sino que tampoco  explicitan el origen de la información: las notas que no tienen ni siquiera una fuente (ICIJ u otra) ascienden al 56,1% - de un total de 493 artículos relevados- son puras declaraciones, desmentidas y reproducción del discurso de otros medios.

Por último, de los medios analizados, tres fueron los que publicaron más noticias sobre el tema: La Nación (uno de los medios que tenía acceso privilegiado a la información del ICIJ), Diario Popular y El Día. Llamativamente, estos dos últimos superan en su cobertura a Clarín, que por su vinculación empresaria con la cadena de noticias TN podría considerase el otro diario con acceso privilegiado a la base de datos filtrados.

Para la realización del informe los medios rastreados fueron La Nación, Clarín, Ámbito Financiero, Diario Popular, El Día, La Nueva, La Voz del Interior, El Diario del Centro del País, El Tribuno de Jujuy, Pregón, Jujuy Online, El Independiente y la Nueva Rioja.

En cuanto al equipo de investigación del CPIA, el mismo resultó de una alianza estratégica entre medios autogestivos y la REDCOM, a través de la participación de la Universidad Nacional de Avellaneda, Universidad Nacional de Villa María, Universidad Nacional de General Sarmiento, Universidad Nacional de Jujuy, Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de La Rioja, Universidad de Buenos Aires y Universidad Nacional de Quilmes.

Para acceder a la versión completa del Informe completo del Consorcio de Periodismo de Investigación Autogestivo sobre la cobertura mediática de los “Lavado Papers” cliquee en el siguiente enlace: http://cpi-a.org/



Publicar un comentario

 
Top