0
Bajo la propuesta de Gabriela Troiano, diputada nacional por el Partido Socialista, se le adjudicó este reconocimiento al balompié que se practica en  la citada asociación civil, ubicada en la capital de la provincia de Buenos Aires


                       La inclusión, se transforma en el eje de la práctica del fútbol                                       
                                                                
                                                               Por Ramiro Salvioli


“Para las personas con discapacidades, el deporte es importantísimo, no sólo por su parte biológica, como la oxigenación del cerebro y el funcionamiento de los músculos, sino también por la posibilidad de estimular el desarrollo de la ubicación en espacio y tiempo, junto con la motivación y seguridad de la motricidad física”, dijo Gabriela Troiano. La diputada nacional y secretaria general de Derechos Humanos del Partido Socialista de la Provincia de Buenos Aires, es Agrimensora, tiene 50 años, desempeña la labor de docente en la UNLP y lleva una vasta trayectoria de militancia en defensa de las personas con capacidades diferentes.


Según expuso, el Partido Socialista propuso como ley universitaria la necesidad de la actividad física y el deporte como una cuestión esencial para el desarrollo integral de una persona, posea o no una discapacidad. Con este precepto, contó que se reunió con la gente del Centro Basko y se interiorizó en el tema, no sólo por su trabajo de preparación física, sino también como una labor solidaria y de necesidad que plantea la población ante la falta de respuesta del Estado.


“El objetivo fundamental del proyecto es el reconocimiento, porque cuando no existen cuestiones económicas de por medio, lo peor que te puede pasar como sociedad es tener organismos que no pongan en valor lo que la comunidad hace”, afirmó Troiano. De la misma manera, expresó lo interesante de la labor tan loable de esta sociedad civil ya que va más allá de una inclusión de capacidad física, sino además con el acceso a la comunicación, a la cultura y a los derechos humanos en sí. 

En este sentido, manifestó: “Para cualquier persona que encara una tarea desinteresadamente, en la cual no hay dinero de por medio, y donde solamente tiene la satisfacción de hacer el bien, lo mejor que puede tener es el reconocimiento”.


Asimismo, al momento de cuestionarse sobre la dificultad de los pequeños clubes para sostenerse en el tiempo, a través de la autogestión, sentenció: “No es que no haya recursos, el problema es la administración del dinero y, por sobre todas las cosas, la voluntad política”, y añadió “nosotros (por el Partido Socialista), somos autores de un proyecto de ley por el tarifazo a los clubes, sin embargo, el gobierno puede solucionarlo con una simple resolución”. 

De este modo, la diputada advirtió que bajo esta normativa los clubes son considerados como comercios, y que se de esta forma se mide con la misma vara a los clubes de barrio y a los de primera división. “Ambas instituciones fomentan el deporte desde lugares diametralmente opuestos, y eso se impide con una simple resolución, no hace falta una ley”, observó.



Para finalizar, Gabriela Troiano remarcó la relevancia del rol de los medios de comunicación al momento de difundir y profundizar sobre estas problemáticas sociales. “Los periodistas no deben olvidarse que su palabra tiene muchísimo valor, sobradas veces han dado muestras que poseen más credibilidad que el mismo Congreso de la Nación. Los medios tienen el poder de legitimar los hechos”, concluyó.

Publicar un comentario

 
Top