0
La música  es un movimiento organizado de sonidos a través de un continuo de tiempo. Desempeña un papel importante en todas las sociedades y existe en una enorme cantidad de estilos, característicos de diferentes regiones geográficas o épocas históricas




 La música tiene la capacidad de sensibilizar al niño porque engloba todos los sentidos

Por Melany González



La música es absolutamente importante para todo tipo de gente sin importar género, edad, posición social; se trata de un medio de expresión, un arte que es para disfrutarse.


Así como la composición musical está dividida en géneros, el estado de ánimo de la gente también lo está, ya que a veces nos sentimos tristes, alegres, con ganas de bailar, saltar, algo con lo que estemos a gusto. Así que, una forma de expresar ese estado de ánimo es por medio de este arte.



Para la psicóloga Laura Azofra, cuando las ondas de la armonía musical penetran en nuestros oídos, automáticamente el cerebro responde dependiendo del sonido. Si es movido todos experimentamos la necesidad de mover el cuerpo, de adaptar los movimientos al ritmo que oímos. Nos activamos y aumenta el ánimo.



Lo mismo para con la armonía relajante. Entra en nuestros oídos y el cerebro experimenta paz y relajación, siempre y cuando seamos capaces de centrarnos exclusivamente en lo que estamos escuchando.


Según la psicóloga la sinfonía musical contribuye en los niños al desarrollo Psicomotriz, al Emocional-Afectivo, y al Intelectual, por lo que es muy importante, seleccionar y ponerle al niño, buena música, que le ayude en su crecimiento intelectual y demás áreas de su vida.



La música tiene la capacidad de sensibilizar al niño porque engloba todos los sentidos. Cuando el niño hace este arte en la escuela o fuera de ella no solo está estimulando el oído sino que  también proporciona una estimulación visual y táctil. Estimula la imaginación, la capacidad creativa y desarrolla la capacidad de atención. Para la licenciada en la tercera edad, además el simple hecho de escuchar una armonía puede mejorar la capacidad de aprendizaje y la comunicación, también  mejora el humor e incluso aliviar una dolencia.



El aprender un instrumento musical en la edad adulta puede ser una buena manera de ejercitar el oído para evitar pérdida de la audición o incluso ayudar a superar un cuadro depresivo.



La influencia de la música, es tan importante, que no debemos tomarlo a la ligera, y ser selectivos, ya que esta puede influenciarnos para bien o para mal.




Publicar un comentario

 
Top