0
A 85 años de su fundación, la presidente del Club Portela de Gerli, Sandra Palmieri, dio detalles sobre el origen y desarrollo de una de las entidades que mejor supo conjugar fraternidad, amor por el deporte y tradición barrial



"Nuestro objetivo pasa por contener a los niños del barrio a través del deporte"
Por Ariel Filipponi





Como no podía ser de otra manera, el bullicio del buffet tomado por los chicos de fútbol infantil y sus padres obligó a reconfigurar el sitio de la entrevista. Tan sólo a unos pasos de allí, el salón de fiestas vacío fue la opción perfecta.



Grabador mediante, la presidente de Portela, Sandra Palmieri, no dudó un segundo en ratificar el secreto de la vigencia: “la fórmula es la misma que nos inculcaron. Apuntar a brindar diferentes actividades a la comunidad y competir, pero tenemos como premisa evitar poner el énfasis en los resultados, sino en mantener a los chicos dentro del club. Ese es un rasgo que nos caracterizó desde siempre”.



Un poco de historia



El Club Social y Deportivo Portela fue fundado el dos de febrero de 1931. Según su estatuto, un grupo de amigos del barrio de Gerli -en la localidad de Lanús- que se juntaba a jugar partidos de fútbol, recibió un día la donación de un equipo de camisetas.



El nombre de la institución fue tomado -de la por aquel entonces- calle Portela, actualmente denominada Pallares. “La misma era sitio de parada obligada para ese grupo de hombres, que ayudado por los vecinos dieron forma a aquel primer equipo” mencionó Palmieri al recordar los inicios del club. Y un tiempo después recibieron la donación del primer terreno, a partir de lo cual se constituyó formalmente la institución.



Los objetivos del Portela siempre tendieron a priorizar la función social y la constante participación de cada habitante cercano al club de cualquier edad o sexo. Por sobre todas las cosas, la actual presidente trató de mantener la esencia de los clubes de barrio donde según ella “los vecinos fomentan su desarrollo y conforman una familia, ya que este sitio nació de la solidaridad comunal”.



Sueño cumplido



Hacia 1964 se concretó un enorme proyecto en el club: la construcción de la pileta de natación que se destacó a nivel municipal por sus dimensiones. En este aspecto, la titular del club aseguró que, para esa época, en el club ya funcionaba un jardín de infantes, se dictaban clases de catequesis y el sitio contaba con algunas actividades como fútbol y judo.



“Poco a poco gracias al trabajo y colaboración de gente, el club se modernizó bajo nuestra gestión, con la creación de una cancha, quincho techado y con la construcción de un tercer piso con vestuarios” explicó la presidente, aunque sin lugar a dudas, sostuvo que la mayor obra de infraestructura fue la climatización de la pileta en 1995, que por aquellos años se utilizaba solo para recreación en los meses de verano.     



En la actualidad, con sus jóvenes 85 años, Portela cuenta con 1200 socios activos. El club alberga en sus distintas disciplinas a más de 250 chicos que a través del deporte transitan la niñez en un constante clima de familia y amistad.



“Realmente desde la parte institucional uno se enorgullece del hecho de haber tenido muchas comisiones que pusieron el foco en la continuación de las políticas” expresó Palmieri.



Sin dudas el club supo sintetizar como ningún otro las tradiciones y el entorno familiar, sumado a un destacado compromiso barrial como fórmula para resistir el paso del tiempo y el avance de la tecnología.

Publicar un comentario

 
Top