0
Sin el derecho a sancionar, el organismo recepciona denuncias e  investigaciones, ofrece  capacitaciones para alcanzar una comunicación más democrática y respetuosa que beneficie a los sectores más vulnerables  
"Elaboramos una Guía más democrática y respetuosa de los Derechos Humanos en los medios"


Por Bibiana Reyes



Leonel Bazán es abogado de la Dirección de Protección de Derechos y Asuntos Jurídicos en la Defensoría del Público, y nos invitó a la sede ubicada en la calle Adolfo Alsina 1470 en la Ciudad de Buenos Aires. Nos recibió en una casa antigua  como otras edificaciones de la zona, se ve de fachada azul,  iluminada por grandes ventanales y remodelada en su interior.


En su oficina nos contó, la creación de la Defensoría, por el organismo de comunicación audiovisual que se fundó para recibir consultas, reclamos y denuncias de los destinatarios ya sea de radio o televisión y otros medios regulados por la ley de Servicios Audiovisuales, con el seguimiento de llevar un registro de la información  publicada sobre los resultados de su labor, sumándose las problemáticas  de discriminación, estigmatización y obstáculos para recibir los servicios de televisión abierta, cable, aire, cable-operadores entre otros.


Explicó Bazán, que los grupos sociales y diferentes actores también se ven involucrados,  como las mujeres, los jóvenes y niños en los noticieros, con temas de Violencia Institucional. Abordados a través de  guías, una forma de asesoría  en la que se conocen las leyes orgánicas (necesarias, desde el punto de vista constitucional, para regular algún aspecto de la vida social), los códigos de faltas, los códigos procesales penales de las provincias y federales, como identificar las situaciones en las que se vulneran derechos y también frente a un caso de uso legítimo de la fuerza o si es uno de represión.


El representante  jurídico sustentó que  “la  capacidad general de sancionar por ley no la tenemos, entonces trabajamos con  dispositivos pedagógicos que exigen hacer el abordaje de diferentes temas y como eje central, los Derechos Humanos y  la comunicación, como actividad de interés público y norma fundamental.”


¿Cuáles son las acciones que desarrollo la Defensoría del Público, contra la violencia institucional?


Trabajamos  con un análisis  integral,  sobre todo el de direcciones de investigación como  análisis y monitoreo  a cargo del doctor, en Ciencias Antropológicas, Gerardo Halpern y desde la comunicación y la protección de derechos y asuntos jurídicos, de la que formo parte. Hicimos una investigación de los sucesos que pasan en los  canales más importantes de la ciudad, en principio un seguimiento integral,  tomamos de cada uno de los noticieros de la ciudad, pudimos ver que todos los reportajes dedicados a policiales e inseguridad representan el género preponderante, con un total del 17% de las notas emitidas y en cambio las reportajes dedicados a derechos humanos sólo representan el 2% en información.


¿Considera que son conscientes los medios de comunicación, del papel que deben asumir sobre Violencia Institucional? 


Frente al panorama mediático donde la mayoría de los hechos fueron  representados a  los jóvenes bajo patrones negativos que los asociaron al delito, resultó deficiente el  abordaje de los casos, por eso fue importante elaborar la Guía  desde la perspectiva de una comunicación más democrática y respetuosa de los Derechos Humanos que trae la ley, con organizaciones que aportan un trabajo especializado en el tema como  el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN) vinculados específicamente.



¿Cuándo hablamos de violación a los Derechos Humanos qué  importancia se le da a la Violencia Institucional?


La jurisprudencia a nivel Nacional e internacional considera que,  la violencia institucional es un tipo específico  de violación a los derechos humanos,  quizás uno de los más importantes que se ve  quebrantado, algunos lo vincularon en la continuidad de los graves crímenes que hubo en la dictadura militar,  pero no es lo mismo, porque ahora surge dentro de un término democrático, percibido como un patrón estructural de transgresión, con la mirada de  barrios marginados y personas humildes,  en los medios al ser el grupo más afectado.


¿Cómo abordan una denuncia o reclamo?


El  mecanismo implementado es a largo plazo, por eso una vez que recibimos una exposición vinculada a estas temáticas o quizás no directamente,  lo que hacemos es actuar cada uno desde las áreas interdisciplinariamente. Primero la dirección de análisis, investigación y monitoreo hacen el visionado del material enunciado para constatar si hay un incumplimiento  de derechos, un informe socio semiótico y  después se deriva a nosotros que somos la directiva de protección y hacemos el análisis jurídico si hay alguna vulneración legal eso después lleva a que se demuestre el caso positivo.

Hacemos una notificación al canal luego se cita para generar una instancia de diálogo, donde se realiza la capacitación con las creaciones de los canales, y todos los trabajadores que participen en esa producción de noticias. Desde ese punto de vista nosotros tratamos que tenga una incidencia  a largo plazo y  se incorporen estas recomendaciones que hacemos en cada una de las temáticas.


Es un cambio de paradigma comunicacional más asociado a lograr un “rating” importante para los canales y no tanto una perspectiva de derecho, nosotros desplegamos la responsabilidad social justamente por parte de los medios,  tienen objetivos en la ley de servicio de comunicación audiovisual, de respetar los Derechos Humanos en general y de recuperar esas perspectivas que nosotros llevamos con las recomendaciones.

Publicar un comentario

 
Top