0
Ante la falta de educación y concientización en algunos sectores de la sociedad, varios refugios de diferentes localidades profundizan sus trabajos de rescate, atención y contención de numerosas mascotas abandonadas

                                     "El refugio no recibe donaciones ni subsidios"


Por Florencia Fandiño


“Nos involucramos por el amor a los animales y el respeto a la vida”. Así lo manifestó Carlos Gororstarzú, quien se desempeña como presidente de la asociación del refugio GAPRA (Grupo Argentino de Protección y Respeto Animal, de Villa Lugano), quien accedió a la entrevista que le propusimos desde nuestro medio universitario.



"El refugio GAPRA cuenta actualmente con 191 canes rescatados y adoptados; el número varía con el correr de los días ya que se realizan nuevos rescates y adopciones. A cada persona que adopta un perro se le entrega un juego de collar y correa nuevos donde se les coloca nuestro número telefónico, se realizan seguimientos periódicos y en algunos casos visitas sorpresas para corroborar el buen trato".


¿Porqué motivo decidieron abrir el refugio para perros de la calle?


“Comenzamos a participar como voluntarios y nos dimos cuenta que el refugio estaba en total estado de abandono, los perros mal alimentados, no recibían vacunas desde hacía tres años, no tenían controles veterinarios ni se los trataba cuando se enfermaban. No se limpiaban los caniles, no recibían paseos, salvo uno que otro perro de los 80 albergados en ese momento. Realmente el estado era de total abandono y los integrantes del grupo de voluntario existente en ese momento no querían hacer más que visitar a los perros un par de horas por sábado, siempre y cuando no lloviera.


Consideramos que se podía hacer algo, cambiar la alimentación, que se los debía mantener vacunados y debían recibir atención veterinaria, pero para todo eso hacía falta dinero, por ende propusimos incrementar los aportes, comprometernos entre los voluntarios a solventar el gasto de un buen alimento y a realizar una campaña de vacunación séxtuple y de desparasitado.


Nos organizamos hasta conformar un grupo de personas comprometidas con ganas de cambiar las cosas, de convertir al refugio en un lugar digno para albergar de forma temporaria y procurar encontrarle un hogar digno a todo perro rescatado.



¿ Cuándo se hicieron cargo del lugar y la infraestructura??


El refugio tiene una antigüedad de 15 años, lo abandonó la Asociación MAPA, y se mantuvo por un grupo de personas precariamente por algunos años. Estamos a cargo del refugio desde hace 6 años y transformamos un refugio abandonado en un refugio modelo donde los perros son alimentados con balanceado de excelente calidad, son desparasitados 3 veces al año, reciben rigurosamente su vacunación séxtuple y antirrábica todos los años en fecha y son atendidos en la mejor clínica veterinaria de Flores”.


El único motivo por el cual nos involucramos es por el amor a los animales y el respeto a la vida, consideramos que todo animal debe ser respetado y merece una vida digna en un hogar responsable”.


¿Perciben algún tipo de ayuda gubernamental? Si no es así ¿cuáles son los medios que disponen, para lograr solventar la alimentación y los gastos de la veterinaria?


“El refugio no recibe donación ni subsidio, tanto gubernamental como de empresas. Los gastos veterinarios y de alimentación son solventados en parte por los aportes voluntarios y de las personas que se solidarizan con la causa que nos visitan o nos siguen.


No se cubren la totalidad de los gastos. Todos los meses aparte del aporte regular que hago como presidente de la asociación, cubro el déficit necesario para mantener las cuentas al día.


Nuestra asociación tiene por norma que cada deuda asumida no puede estar a nombre de la asociación, sino que está a nombre de una de las personas que conforman la comisión directiva.


Por ejemplo, la cuenta abierta en la empresa Vital Can a la cual se le compra el alimento balanceado, se encuentra a mi nombre, Carlos Gororstarzú, por ende si una factura no se abona en término, no es el refugio el que debe sino yo, esto puede corroborarlo comunicándose con el 0800-666-8226.  La cuenta de la veterinaria se encuentra a nombre de Sandra Quiroga, por ende, pasa lo mismo si una cuenta no se abona.


Solo para que tengan una idea de gastos, durante el año 2015 pagamos en concepto de gastos veterinarios, 450.000 pesos y en concepto de alimentos, 360.000 pesos. Durante el 2016 estimamos que estas cifras sufrirán un aumento de un 40%”.



Una cuestión de educación



¿Cuál es el motivo por el que la gente maltrata a los animales?


“El problema del maltrato animal es netamente cultural, falta de educación, falta de concientización sobre tenencia responsable de mascotas, falta de políticas gubernamentales.


Vivimos en una sociedad indiferente, individualista y poco comprometida con los problemas sociales; es mínimo el porcentaje de personas que se comprometen con organizaciones humanitarias. De las personas que opinan y se conmueven por las redes sociales, solo unas decenas se involucran o realizan acciones concretas para cambiar la realidad existente,  algunas personas dicen no poder, cuando en realidad es no querer, la gente considera que con hacer lo que se puede es suficiente, pero no, para ayudar realmente hay que hacer los que se debe.


Un perrito en estado de abandono y enfermo  no puede ser atendido en la calle, necesita ser albergado, cuidado, controlado y atendido por un profesional. La gente considera que poniéndole un plato de comida y agua y dándole por su cuenta un antibiótico ha hecho una obra de bien.


 Cuál es la actitud adecuada, entonces?


Lo que no tiene en cuenta es que ese perro está expuesto al peligro de los autos, de la gente que no lo quiere, de otros perros agresivos, del frío, la lluvia o los golpes de calor. Tampoco tiene en cuenta que para hacer de veterinario se debe estudiar, que si las personas juegan al veterinario y salen a medicar sin control a perritos de la calle, solo logran matarlos, no curarlos.


Los cambios culturales son  complejos y difíciles de concretar, pero se debe intentar, por eso desde nuestro refugio GAPRA hacemos todo lo posible por concientizar, la verdad no es nada fácil”.

Publicar un comentario

 
Top