0
La fundación “SOS Pulgrientos Fundación Alfa Más”, de Monte, se dedica a rescatar canes callejeros, para darles los cuidados necesarios y luego concretar una adopción responsable


   Trabajan en el hogar para que las adopciones sean responsables



                                                                                                                          Por Fátima Vincón

Existe consenso general en que, el perro, es el mejor amigo del hombre. Hoy viajamos hasta San Miguel del Monte, para constatarlo. Allí se encuentra un refugio que ayuda a decenas de perros rescatados de la calle, provenientes de allanamientos de casas de acumuladores, hallados a la vera de la ruta o encontrados en estado crítico.

“SOS Pulgrientos Fundación Alfa Más a partir de una base en castraciones y madres, la asociación alberga animales, los que en diversas oportunidades veces se presentan heridos o en grave estados de desnutrición. El refugio está ubicado en un campo con las condiciones imprescindibles para mantener a casi trescientos perros y una vida tranquila para ellos.

En él se encuentra una sala veterinaria equipada y apta para realizar operaciones de urgencias o controles, que a su vez cuenta con un espacio apropiado para que el médico veterinario pueda vivir allí. Aunque en este momento no cuentan con un profesional durante las veinticuatro horas del día, la atención del facultativo se registra tres veces por semana o siempre que haya una emergencia o se realicen castraciones.

Florencia Fernández es la cabeza de esta fundación y nos explicó que “el campo aún funciona como productor agricultor lo cual genera dinero para pagar los gastos necesarios, aunque de todas formas siempre se necesita alimento.”

“Este lugar antes era un espacio apto para la crianza de chanchos, por lo que los grandes galpones, donde estos se hospedaban, fueron refaccionados para dividirlos en caniles y que cada uno cuente con su salida al patio. A su vez, - ilustró la voluntaria-, cada cincuenta y dos días se recibe una cierta cantidad de pollos que les brinda una empresa, para tenerlos a base de alimento y agua. De los cuales un tres por ciento muere en el lapso de un tiempo, por lo que los utilizan para alimentar a los canes. Este se mezcla con arroz partido y también se les da comida balanceada.”

Cuando los perros se encuentran en un estado apto se los incluye en las adopciones, que como contó la fundadora, previamente a las nuevas familias, se les hace diversas preguntas entre las que se encuentran, por ejemplo, “si el lugar tiene jardín, si es una casa o un departamento, el tiempo que las personas están fuera del domicilio y, si tienen hijos, si estos son menores de cinco años”. Esta última está referida a que si los niños son chicos pueden ser un poco bruscos.

Si el can no se adapta a su nueva vida no hay inconvenientes con que se comuniquen a la fundación para que lo vayan a retirar, ya que no hay tantos problemas con el mantenimiento del animal, siempre es preferible esta tarea antes de que lo dejen en la calle otra vez.

Mientras que el nuevo hogar se encuentre dentro de Capital Federal, Florencia Fernández, se encarga de pactar visitas para ver la adaptación. Si queda fuera de los límites, los primeros tres meses pide fotos para ver como esta.

SOS Pulgrientos Fundación Alfa Más es persona jurídica bajo el nombre de “Ángeles de Cuatro Patas”, y al contrario de otras organizaciones no cuentan con variedad de redes sociales, tampoco dan su dirección concreta. Lo último se debe a que de esa forma el abandono en las cercanías del campo se haría constante.

Este refugio cuenta con varios proyectos, uno de ellos es una veterinaria móvil que pueda recorrer los barrios para realizar campañas de castración y que en ella pueda hospedarse un veterinario.  A la misma solo le hace falta un ploteado y terminar unos ajustes para el comienzo de su funcionamiento. Otra de las ideas  es poner una veterinaria de emergencia en el centro de Capital Federal para que atienda a los perros de los alrededores y funcione como centro de reunión para que la gente que quiera ser voluntaria o visitar el campo lo pueda hacer. Por último el planeamiento es hacer conocida a la fundación en esta zona.


                             ***

Para donar, es preferible que sea arroz partido, además de alimento balanceado, preferentemente de la marca Biopet o Eukanuba para no cambiarles tan notoriamente la comida.

El Hogar se encuentra en la calle 41 casi esquina 50, en San Miguel del Monte. Para efectuar donaciones, se puede recurrir al Banco HSBC, Sucursal Cabildo, Cta. Caja de Ahorros en Pesos Nro 081-6-14505-6, titular Marisa Alejandra Gómez . O bien, al CBU: 1500035000008161450564.

Publicar un comentario

 
Top