0
Luego de tres décadas de su estreno regresa hoy el film que ganó el primer premio Oscar a mejor película hablada en lengua no inglesa a  las salas argentinas con imágenes restauradas, sin alterar un solo fotograma de la producción. A pocas horas de su reestreno accedimos a una entrevista exclusiva con su director, Luis Puenzo

 AFICHE DE "LA HISTORIA OFICIAL"




                                                                    Por Javier Erlij

"Aunque hayan pasado 30 años, el período histórico es igual, los responsables son los mismos, algunos con nombre y apellido, estuvieron y siguen estando. Hay un continuo en la responsabilidad económica, detrás de la dictadura militar, del genocidio, siguen esas mismas corporaciones  al que ahora se les va a pagar una deuda a los fondos buitres", enfatizó el director-guionista Luis Puenzo.

"Si uno mira para atrás, vé  que era una deuda privada, se estatizó en esos años y que haberlo hecho forma parte de lo mismo de lo que estamos hablamos en la película", resaltó el realizador.

El argumento de boca de su director: " Cuenta desde la perspectiva de una mujer que tiene una hija adoptiva, que es una madre apropiadora, casi sin saberlo, ya que es un robo cometido por su marido. Empieza a dudar , querer saber cual es la verdadera identidad biológica de su niña, empieza a averiguar, a darse cuenta de que es muy altamente probable, que su hija sea hija de desaparecidos, y pasa lo que es la definición de la tragedia, cuando un devenir, una búsqueda , va en contra de los propios intereses de quien la emprende. 

No puede parar hasta el final de la cuestión que es encontrarse con la abuela de esta criatura. Ese encuentro es crucial para el personaje que realiza Aleandro, y el de la nena, que en ese momento. la actriz que lo interpretaba, Analia Castro, tenia tan solo cuatro años.

En la producción hay un eje muy claro, que lo escribimos junto con la escritora Aida Bortnik, que es la responsabilidad civil en la dictadura. 

El personaje de Hector Alterio, que interpreta al marido apropiador de la criatura, integra un directorio, en el que hay ,  norteamericanos,  un general, el  mismo dice  estar comprometido y se lo ve en cuestiones económicas turbias, ese es un eje muy central en la realización.
                                      
  TRAILER DE "LA HISTORIA OFICIAL"

"La jugada del destino hizo que recibiéramos un Oscar exactamente a 10 años del golpe del comienzo de la dictadura, en el 76 y la premiación en el 86; por lo tanto para los que participamos estas dos fechas quedaron ligadas para siempre", reflexionó el cineasta.

Puenzo afirma que  hace pocos años el golpe no se lo llaman solo militar, sino cívico militar, pero que eso estaba muy presente en el momento en que empezó  a escribir a cuatro manos el guion junto con Aida  en 1.982.

"El año 1983 es un año que arrancó aún con los militares en el poder, había un himno de batalla en los conciertos de rock y escrito en las remeras de los jóvenes que decía" Se va a acabar, se va a acabar la dictadura militar, se cantaba esa frase, y queríamos que culminara, deseábamos  hacer algo para que eso pase. Muchos empezábamos a hacer lo que podíamos, yo hice una película, otros escribieron, otros compusieron canciones , en relación con la resistencia paso mucho por el rock.En ese año la presión social obligó a los militares a llamar a las elecciones que se anunciaron para octubre", recordó el guionista.

"Nosotros filmamos en los primeros meses de la democracia, que aún estaba muy frágil, y una de las cosas que nos pasaron muy duras, fué la amenaza, a la mamà de la nena, por gente seguramente de los servicios para que retire a la menor del film, eso pasaba y en democracia, pero los servicios siguen  estando  entonces hoy tampoco es para asombrarse", destacó el autor.

"Hicimos una  restauración que fue transferir toda  la imagen del negativo, que estaba dentro de la cámara, muy viejo, casi de papel, con las perforaciones rotas, porque de ese material salieron muchas más copias de las que por suerte imaginábamos. Entonces lo digitalizamos primero en 4 K, se la limpio, se la restauró, se le quintaron los puntos, las rayas,
 el desagaste y también en sonido pasó a ser estéreo 5.1, que nos implicó un proceso de seis meses.Pero no tocamos un fotograma, una frase, ni un silencio, la película es la que es pero se ve y se escucha excelente", concluyó entusiasmado Puenzo.

Publicar un comentario

 
Top