0
Nicolás García, actor de la telenovela del momento “La Leona”, se reunió con Coemu y dos flamantes estudiantes de periodismo, ahí habló sobre sus proyectos, de su relación con todo el elenco, sobre la política argentina y la de su país, Paraguay

García en Chacarita con estudiantes de periodismo

Por Marcos Carvallo
@carvallomarc

En uno de los feriados que se dio a raíz del carnaval en Buenos Aires, la temperatura reforzaba el ambiente carnavalesco. Las ganas de que alguna bombita de agua caiga de milagro y sofoque un poco aquel calor, era un pensamiento colectivo.  La cita estaba pactada para las cuatro de la tarde; sería en alguna cafetería, en la zona residencial del barrio de Chacarita. Tras dos viajes en ómnibus y una larga espera en la estación de subte, estábamos ahí; no sin antes haber caminado unas 10 cuadras. Llegamos con unos minutos de ventaja, pero casi detrás, apareció Nico García, vistiendo una bermuda con estampas de flores y hojas;  junto a una remera violeta en tono pastel, eso sí, su mejor atuendo era aquella  gran sonrisa.

Lejos de ponerse nervioso, saludo a cada uno de los que esperábamos por él y rápidamente sugirió que la comitiva se trasladara a las mesas de afuera; aquel  calor no era amigo suyo..

- Me enteré que te llamas Fausto Nicolás..

-Si señor me llamo Fausto Nicolás García Hume

- Es un excelente nombre, pero nunca escuche que te nombraran así

- Lo que pasa es que mi primer nombre es Fausto y en mi familia, como mi viejo también se llama Fausto, en mi casa siempre me dijeron Nicolás, me llamaban por mi segundo nombre, entonces me quedo Nicolás de chico, y es el nombre que más uso.

Mientras aún nos acomodábamos, nuestro invitado dio advertencia de que solo tomaría un café; pero que por cada pregunta que le hicieran, debíamos compartir un pedazo de la torta que teníamos en la mesa. Así, iniciamos una charla de casi una hora. Cabe destacar que esta entrevista era especial, participaban dos estudiantes ingresantes a la carrera de periodismo; esto en la Universidad Nacional de Avellaneda.

Esta original idea surgió dentro de la Agrupación de Estudiantes Universitarios (UDEU), de la misma institución, con la previa autorización de García, decidieron convocar a dos aspirantes a periodistas a participar y tener un acercamiento o una primera experiencia en la realización de una nota periodística.

- ¿A qué edad comenzaste con la actuación?

-Arranque, digamos a hacer escuela (teatro - actuación) a los 21 años, en el 2001, estuve en la escuela que se llama “El estudio”;  que es de Agustín Núñez, en Asunción. En el colegio también cuando era chico,  en la secundaria y en la primaria en el Goethe Shule (Colegio), tenía también bastante desarrollo de teatro.

Nico, comentó de lo inquieto que era desde pequeño, recorrió varios colegios antes de encontrar su vocación; pasando de un colegio privado muy exclusivo a tomar clases dentro de colegios estatales, alternando entre cuatro instituciones diferentes en menos de dos años.

Su vida universitaria no fue muy diferente al de la escuela secundaria, realizó las pruebas de ingreso para la carrera de medicina durante ocho meses, al darse cuenta de que aquello, requeriría una dedicación completa; decidió pasar a otra cosa. Al ver a muchos de sus ex compañeros estudiar la carrera de abogacía, decidió intentar  durante un año en la Universidad Nacional de Asunción, pero el encanto se volvió a romper; cuando comenzó a notar el nivel de corrupción en ese ambiente, mientras trabajaba en el Palacio de Justicia de su país. A esta lista se sumo la carrera de Marketing y Publicidad durante un año y medio.

Finalmente a la edad de 21 años volvió a su viejo amor, el teatro; y le dedicó su tiempo completo.



- ¿Pensaste que te iba a ir bien o fue una prueba más entre las otras tantas?

- Vos sabes que siempre me tuve fe, siempre pensé, tanto es lo que me gusta el teatro, era muy joven, tenía 21 años, tantas eran las ganas que tenía para todo, o sea cuando estudiaba medicina quería ser un gran doctor, salvar a la gente, que se yo; cuando estudié derecho lo mismo, quería meter a los ladrones a la cárcel, salvar a los buenos, en marketing y publicidad quería tener una publicitaría; y lo mismo con el teatro, cuando arranque dije: bueno quiero ser actor, quiero trabajar en cine, en teatro, en televisión; quiero hacer muchas cosas…

- Igual podes ser todo eso con la actuación… podes ser médico, abogado…

- Claro, claro, abogado ya fuí y me faltaría médico, publicista también ya fuí… y sí, tenía ganas, estaba motivado, no sé si me tenía fe.

García lleva cinco años en Buenos Aires, pero se mantiene siempre conectado a su país. En el  2014 estuvo ahí por un año, grabó una película llamada “Luna de Cigarras”, e hizo una obra de teatro “Lluvia Constante”. Sumado a esto realizo por cuenta propia shows de Stand Up y gracias a esto recorrió varias ciudades del país vecino.


Uno de sus trabajos en TV



- En una entrevista vos decías que en “La Leona” no hacías a un gay común, ¿A qué te referías con eso?

- Me refiero a que, traté de salir de los clichés de la interpretación de un gay; como siempre estamos acostumbrados a que tiene que ser amanerado, o tiene que hablar de forma femenina. Charly tiene algo, es bastante luchador; está en una situación complicada, están en una lucha constante, luchan por sus ideales, tenía que hacerlo un poquito más Chongo por así decirlo.

- ¿Cómo te sienta trabajar con grandes actores, Hugo Arana por ejemplo?

-Hugo Arana es un actorazo, es un señor que tiene tanto oficio, tiene cinco Martin Fierro, tiene 75 años y trabajo toda su vida, conoce este oficio mejor que nadie; es una persona muy generosa a la hora de laburar. Muy gracioso y muy cascarrabias también… (Risas) y todo eso te hace estar siempre al límite con él. Imagínate lo que es para mí, hacer de un Gay a lado de Hugo, siendo que él viene de hacer Hugo Araña, uno de los gays más emblemáticos de la televisión argentina.

- ¿Te fue fácil integrarte a la Leona? ¿Cómo fue ese primer contacto, la primera vez que se conocieron todos?

-Yo realmente soy muy payaso,  me gusta reírme, con el humor enganchas más rápido en cualquier lugar, el llevarte bien con alguien y el reírte con otro humano, ya te crea un vínculo que es hermoso, y ya te habilita a miles de otras cosas. Fue genial aquella primera reunión que yo tuve en Telefe. Estaba sentado en una mesa que tienen, que es gigante, entraba Nancy Dupláa, entraba Pablo Echarri, entraba Dolores Fonsi, entraba Mónica Antonópulos, entraba Ludovico Di Santo, Miguel Ángel Solá, después entraba Caponi, después entraba Juan Gil Navarro, después entraba Hugo Arana, despu.. Esther Goris, desp… José Pecorano y desp… Patricia Palmer… (Toma aliento entre risas) no paraban bolu… y yo estaba… (Hunde los hombros y se achica), no paraban de entrar.

Recuerdo que estaba muy callado y Nancy me dice: ¿mi amor por qué no estás hablando? ¿Tenés vergüenza? Y le dije que no, que estaba escuchando nada  más y ahí comencé a hablar de mi personaje, era la primera vez que hablaba de Charly, todos ya comenzaron a reírse. Yo no tengo filtro cuando de trabajar se trata, y pegamos todos muy buena onda desde un comienzo, y perduró hasta ahora,  es genial trabajar con grupo de personas con tanta buena energía y con tanto humor.



- ¿Sos muy autocritico?

- Soy súper autocritico, soy muy cruel, muy duró conmigo mismo, pero trato de hacerlo en lo que yo creo que realmente puedo mejorar y no por un tema de ser cruel y duro porque sí, me gusta tratar de ver en que estoy flaco…

- ¿Con el tema político como te manejas?

-El argentino no es el reflejo de lo que es Cristina (Fernández) o de lo que es Mauricio (Macri), el pueblo argentino, no tiene nada que ver con sus gobernantes. Y políticamente hablando, tengo una postura, pero no me gusta ni siquiera hablar de ella, porque siento que ni siquiera sea una voz política, soy artista, soy actor, me gusta actuar, pero no quiero mezclarme con lo que es políticamente correcto o incorrecto pensar.

- Esta pregunta era en referencia a la postura que han tomado muchos actores aquí en Argentina, respecto a la política.

- Lo que pasa es que la Argentina se volvió muy política en los últimos 12 años, realmente no sé como era antes de la etapa de Néstor y Cristina (Kirchner). Pero se volvió todo muy político, todos toman una postura; yo respeto eso y me parece fabuloso, me parece correcto y válido, que cada uno luche por lo que cree. Hoy estoy viviendo en este país y tengo muy poca información, estoy tan solo hace 5 años y soy extranjero, no tengo ni por que opinar de cómo es la política acá, en un país que me abrió las puertas para vivir y trabajar, no me siento habilitado para opinar sobre política. Y en mi país, tengo una postura y tengo un pensamiento, pero tampoco es que estoy militando por decirlo.

- Vuelve Lugo en el 2018, aparentemente ya comenzaron a hacer campaña, ¿qué te parece esto, es mejor o peor?

-La verdad no me va ni me viene Lugo, tengo mi postura…

Volviendo a 7 Cajas, la realidad que muestra, ¿cómo la vincularías con la coyuntura de Paraguay?

- Es una película que parece que está hecha en comedia, pero tiene mucha protesta social, es una película que te muestra bastante de cómo funcionamos nosotros los paraguayos,  cómo funciona la policía, de lo relajada que es la vida del crimen  en mi país. Yo creo que eso fue una de las cosas que más llego a mi gente, verse identificado; no solamente en como hablaba, si no, ver como somos y como es nuestra sociedad, creo que 7 Cajas tiene muchísima bajada de línea y eso fue uno de los ingredientes claves para que haya funcionado tan bien.


Colaboración: Belén Paniagua -  Brenda Insaurralde - Carolina Centurión

Publicar un comentario

 
Top