0
Mario Bravo se encontró con su madre y su familia biológica tras 39 años de espera y búsqueda. Esta tarde brindó una conferencia en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo y agradeció a la entidad el trabajo realizado.



Foto y cobertura: Luis García

El nieto recuperado número 119 desde la recuperación de la democracia expresó ante la prensa que conoció a su madre y se fundió "en un abrazo eterno", y agregó: "ya nada nos va a separar, es un milagro haberla encontrado con vida". La noticia se había dado a conocer ayer y provocó alegría en distintos sectores de la sociedad, manifestado en redes sociales. 

"Mientras algunos medios de comunicación intentan instalar la idea de reconciliación, nosotros damos otra buena noticia para seguir investigando", expresó la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Barnes de Carlotto. 





Bravo, según las investigaciones de la entidad, nació entre mayo y junio de 1976 en la cárcel de Villa Urquiza, donde su madre dio a luz en cautiverio en el marco del genocidio. "El encuentro fue como haber parido otra vez, estoy profundamente emocionado", sentenció.

Abuelas de Plaza de Mayo conocía la noticia desde antes de las elecciones, pero evitaron comunicarla en ese entonces para evitar suspicacias electorales.




Publicar un comentario

 
Top