0
El artista, productor y músico, trabajó con pares de la talla de Fito Páez, Gustavo Cerati y Luis Spinetta, entre otros. Ayer visitó la UNDAV y contó su historia en el marco del ciclo de charlas del CUICA (Centro universitario de las Industrias Culturales). 

Fotos: Lucho García


Por Santiago Giorello


"Aflojó la piratería, ahora es más simple el strimming. El problema es que paga miseria, aunque hay que hacer otra lectura: es una buena arma de difusión. Está el ejemplo de Perota Chingó, que hace un Ateneo en un día y explota por You Tube", reflexiona Fabián "Tweety" González, un emblema de la música nacional que trabajó en las sombras de los grandes artistas icónicos de fines del siglo XX.

Desde 2013, lleva adelante Twitins Récord, un sello discográfico en el que busca moldes que escapen a los homogeneizado. "Viajo mucho, me sorprendí por la buena calidad de música que hay en Chile y no se conoce", contó. A su vez, indicó su fanatismo por una artista premiada con el Grammy alternativo, St Vincent: "es una guitarra impresionante. La he ido a ver en vivo porque suena muy bien. Me gusta lo de ella y todo lo que está alrededor". 

Tweety aprovechó el encuentro para responder consultas de estudiantes de Periodismo sobre su historia personal: "Me curtí con Badía, era una escuela para mezclar en vivo. Ahora lamento que no haya grandes programas de música, hay un nicho que explotar por la calidad de artistas que tenemos", sentenció, y agregó: "Después de esas grandes producciones, vino la cumbia, que le debe todo a Pasión de Sábado".

Nada Personal

"A Cerati lo conocí en el contexto de su segundo disco en Soda Stereo, Nada Personal", relató el artista, quién caminó miles de kilómetros junto a la banda desde 1989 hasta su separación, en 1997.



En 1985, había comenzado sus primeros pasos junto a Fito Páez con el disco Giros. "La necesidad me hizo aprender. Hice la mitad de mi carrera sin computadora. Por ejemplo, ciudad de pobres corazones está trackeado en 80 horas", manifestó. 

Al artista se le preguntó sobre el rol de los comunicadores en la industria de la música, quién contestó: "en tiempos de segmentación, el periodista es fundamental. Tiene que ser especialista de lo que hace, como un médico se perfila a un área del cuerpo, tienen que centrarse en temas específicos."

Con respecto a artistas contemporáneos, mostró su admiración por Lisandro Aristimuño y Juana Molina. "Han sabido encontrar sus públicos y laburar de manera independiente". También mencionó bandas que emergen como Mi amigo invensible, el músico cordobés Martín Rodríguez y Hernan Jacinto. "Lo geográfico es accidental, me importa la música", opinó.

"Valoro el trabajo perseverante de Tan Biónica, te pueden gustar o no, pero hace diez años que me mandaban material y que buscaban insertarse. Creo que cambió el tiempo de la música, pero el ajedrez es el mismo", concluyó González. 

Publicar un comentario

 
Top