0
Un pilar de lucha como pocas, acompañó a sus pares desde hace más de una década. Ayudó a que muchas dijeran basta frente a algún tipo de violencia y fomentó conciencia sobre los derechos como migrantes en muchas latinas que arribaron este país.

Reges (izquierda) 

Por Carla Barriga

Colaboró en campañas exigiendo justicia como el caso de Marcelina Meneses. Conformó el programa TODAS en la Dirección General de la Mujer  en la Ciudad de Buenos Aires, con el objetivo de  denunciar y empoderar sobre los derechos como mujer migrante. 

Hoy el programa ya no existe como talm debido a un vaciamiento del gobierno porteño. Cristina Reges trabajó arduamente para lograr que se sancionara en 2013 la ley del Día de la Mujer Migrante el 10 de enero en la ciudad porteña, en conmemoración a Marcelina Meneses, quien fue empujada del tren ferrocarril Roca en 2001 perdiendo la vida junto a su hijo de 2 años. 

Hija de migrantes  españoles, Reges nucleó a un enorme grupo de mujeres argentinas y migrantes trabajadoras. Amas de casa, estudiantes y profesionales todas con un fin en común: pelear contra todo tipo de violencia hacia la mujer. 

Margot  Laurencio, migrante peruana y amiga, afirmó:  “la semilla que sembraste ha dado buena cosecha, y seguiremos tus pasos como tu siempre lo has deseado, que seamos dignas y defensoras de nuestros derechos”.  

La comunicadora boliviana, Lilian Camacho, expresó en gallego “adeus amiga Cristina Reges vivirá nos nosos corazons”. 

Gladys Flores, afrodescendiente amiga y compañera de trabajo y militancia, dijo: “las palabras nunca alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma”.


"Se fue Cristina, se fue físicamente pero ahora está entre todas desde otro plano. Todas las flores de esta primavera para vos. ¡Maypitinkusunchi  Cris, en la lucha!", concluyeron sus compañeras.

Publicar un comentario

 
Top