1
Juan Pablo Traverso es profesor de violín, chelo y viola en Cuerdas de la tela, en Córdoba. En una entrevista le contó a Coemu sobre la asociación civil de la cual es parte: tiene como fundamento construir ciudadanía y el entendimiento de valores cívicos que involucra a chicos en villa “la Tela”.


Por Florencia Fico

“Cuando hago música siento que soy alguien”, recuerda Juan Traverso, maestro en la orquesta Cuerdas de la tela, la cual surgió luego de realizar un sondeo en uno de los barrios más populares de Córdoba. Sus estudiantes agradecen descubrir una forma de expresarse a través de instrumentos y un incentivo a solucionar sus problemas de manera colectiva.

Según contó el entrevistado, la Asociación Civil Benjaminos creó la orquesta, mediante la presidencia de Walter “Pollo” Díaz, quién trabaja en villa “la Tela” después de un tornado que castigó al barrio en 2009. Originalmente trabajaban en un salón comunitario dónde brindaba talleres y posteriormente se posicionó la orquesta de manera formal. En el marco del Congreso de Red de Carreras de Comunicación brindó unas palabras para este medio.

¿Dónde te formaste en la música y desde cuándo empezó a gustarte la música en tu vida?

Comencé a estudiar en Suzuki a los  4 o 5 años de edad, luego mi familia se mudó a San Luis, allá estudié en el instituto AmaDeus.

Desde que tengo memoria estuve vinculado a la música, pero más o menos a los 23 años decidí que quería dedicarme a esto, así que me volví a Córdoba a hacer la carrera de perfeccionamiento instrumental.

¿Cómo surgió tu vínculo con “Cuerdas de la tela” y que te convocó a formar parte de la docencia de los chicos que pudimos ver en RedCom?

Una tarde estaba viendo algún programa de TV (ya no recuerdo cual) y vi a los chicos en la tv, pensé: yo quiero dar clases ahí. Vía Facebook le escribí a “Pollo” Díaz, el fundador de la orquesta. Él me invito a escuchar un ensayo y a partir de ese día no me separe más.

Tengo la idea de que si queremos una sociedad inclusiva debemos participar activamente.  En el caso de las Cuerdas de la tela, la música es una herramienta para contener a los chicos. La orquesta les da un sentido de pertenencia, los saca de la calle, les da una responsabilidad a los chicos y los incentiva a resolver problemas de forma colectiva.



¿Cuál es el origen y objetivo  de “Cuerdas de la tela”?

La orquesta “Cuerdas de la tela” pertenece a la Asociación Civil Benjaminos, fundada por Walter “Pollo” Díaz.  La asociación empieza a trabajar en villa “la Tela”  luego de un tornado que azotó al barrio en 2009, se comenzó con un salón comunitario, en donde se daban distintos talleres y, luego de una encuesta que se hiciera allí, los chicos pidieron crear una orquesta.

Los seis primeros chicos comienzan a tomar clase con Pedro Aballay, el director de la orquesta, para fin de ese año ya eran más de 10, hoy son alrededor de 30.
El objetivo principal de la asociación es la construcción de ciudadanía y la enseñanza de valores cívicos. Para que una orquesta suene todos deben “tirar para el mismo lado”, ponerse de acuerdo en un tempo, en un matiz, en un “corte” o en una entrada. El individuo deja de ser uno y pasa a formar parte de un organismo mas grande, en donde, a su vez, todos son importantes.

¿Cómo es la metodología que implementas en tus clases? ¿Tienen algo particular o distintivo que te/les transmitan?

Siguiendo un poco con la pregunta anterior, con el fin de promover la solidaridad, utilizamos una metodología que llamamos “capacitador de capacitadores”: el que sabe un poco más, le enseña al que recién llega y tiene la responsabilidad de que aprenda.

Por otro lado, los profes buscamos repertorio que les ayude a resolver aspectos técnicos y que a su vez sean canciones conocidas (y a veces pedidas) por ellos.
No se busca una excelencia musical, sin embargo los resultados son muy buenos incluso algunos chicos han ingresado al conservatorio de música provincial con muy buenas calificaciones.



¿Qué mensajes recibís de tus estudiantes, qué están queriendo comunicar?

Pienso que todos están agradecidos de haber encontrado una forma de expresarse. Hace un tiempo, en una nota los chicos decían: “no puedo creer que me aplaudan por hacer lo que me gusta”, o frases como “cuando hago música siento que soy alguien”. Escuchar eso de estos chicos nos llena de alegría a todos los profesores, pero el mensaje más importante que nos dan es que con dedicación y esfuerzo es posible conseguir los objetivos deseados.

¿Dónde se van a presentar, tienen proyectos futuros?

Tocamos en donde nos invitan, usualmente en actos escolares o algún evento social, a mediados de año tocamos en el Teatro San Martin y hace un par de días tocamos en la casa de gobierno.
Como proyecto a futuro, tenemos el sueño de participar en el festival de Cosquín y ya estamos trabajando en un repertorio folclórico.





Links:


Publicar un comentario

 
Top