0
María Morand es responsable de la Dirección de la Mujer en Avellaneda. En una entrevista repasa la convocatoria de hoy como disparador de un cambio de paradigma: “Las redes sociales y distintos sectores le otorgaron validez al reclamo”, expresó.



Morand (izquierda) dice que el cambio cultural "lleva tiempo"


Por Felipe Falla

Diversos sectores han convocado a marchas en los principales puntos del país para repudiar las distintas violencias ejercidas hacia las mujeres. La consigna #Niunamenos ha interpelado a organizaciones, instituciones y otros espacios de una manera masiva.

Para complejizar el debate la Lic María Morand dialoga con Coemu Digital y aporta elementos para mejorar las relaciones humanas, que no sólo se deben a “factores de convivencia,  creencias y mitos”, sino también a “mensajes comunicacionales”.

CD: ¿Cómo surge y cuál es su opinión  de la marcha Nacional ·#Ni una Menos?

MM: Surgió de un diálogo espontáneo en las redes sociales entre periodistas, artistas, filósofas y sociólogas extendiéndose a  todos y todas. Los únicos lemas hasta ahora son “Ni una menos” y "Basta de femicidios”, ya que impactan fuerte y son amplios, de esa manera todos y todas pueden entender a que se apunta.

Es fundamental convocarnos para comprometernos y generar un cambio en la búsqueda de quitarle el velo que invisibiliza la violencia en general, pero en particular, la de género. Es clave que podamos decir basta, que no haya más muertas, que no haya mas femicidio, que es una figura legal que diferencia a la antigua y discriminatoria calificación de “crimen pasional”, que se apliquen las herramientas legales, que se instrumenten dispositivos efectivos y que la justicia modifique su percepción machista.

Desde el gobierno, se viene trabajando en modificar este paradigma, pero todo es un proceso, ahora hay leyes, y aunque faltan puntos, está línea nacional 144, han dispuesto fondos para algunos hogares.

Todavía falta, pero siempre invito a una reflexión: hagamos una línea imaginaria  de 0 a 10 y pensemos que antes estábamos en el cero y ahora estamos transitando hacia la búsqueda ideal del 10, quizás se puede pensar que vamos por un seis, un siete, seamos  proactivos y sigamos construyendo. Antes era casi nada. Por eso interpelemos el sector que debe aplicar los nuevos instrumentos.


CD: ¿Quiere decir que las redes sociales impactaron fuertemente en la convocatoria?

MM: Es propia del paradigma actual comunicacional la utilización de esta red, la que puede ser utilizada por un sector importante, aunque algunos pueden opinar, lícitamente que se encuentran excluidos. En este caso, se han utilizado las herramientas escritas, radiales y televisivas, también; con lo cual ha llegado a todos y todas.

De esto dan cuenta las más de 100 ciudades del país que replicarán la marcha tal es la magnitud que la convocatoria ha trascendido  las fronteras: Chile, Brasil, se han sumado. Muchísimas universidades han emitido su postura, se han adherido. Creo que el impacto ya está siendo ponderado, ya lo veremos en la marcha.

CD: ¿Cuáles son los factores de riesgo que hacen vulnerables alas mujeres?

MM: Desde una perspectiva de género, por el sólo hecho de ser mujer. Y no es por querer simbolizar el mito de la mujer como débil, sino que esta perspectiva conlleva los años de repetir un patrón psicosociocultural y antropológico sostenido en creencias, mitos, representaciones, roles, etc.

La desigualdad de la mujer con respecto al hombre y el uso normativo de la violencia para resolver los conflictos están estrechamente asociados tanto a la violencia de pareja como a la violencia sexual ejercida por cualquier persona. La violencia está atravesada desde distintos vectores; con lo cual sus factores de riesgo son varios, como los patrones de conductas, la experiencia de violencia familiar, el uso de sustancias, trastornos de personalidad antisocial, naturalizar la violencia. También la comunicación.

Estos y otros factores desencadenan en embarazos no deseados, en depresiones, autoestima vulnerada. Y debemos considerar a la desigualdad de género como uno más. Por todo esto es importante promover conductas saludables, de convivencia y de prevención primaria y por eso debemos convocar y estar junto con los varones.

La dirección de la Mujer de Avellaneda, depende del Consejo de Integración y Desarrollo Familiar, y se encuentra a cargo de María de Jesús Balbuena.  Ubicada en la Av. Belgrano 1124-PB atiende  de lunes a viernes de 8 a 15 hs, y los teléfonos correspondientes 5533-9900 interno 9915 o 9918.

---
Movilización esta tarde
La Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) invita a la comunidad universitaria y a todos los sectores de la sociedad a movilizarse contra la violencia machista en la marcha#NiUnaMenos, que se llevará a cabo el viernes 3 de junio, y que partirá a las 17 horas desde el Congreso de la Nación hacia Plaza de Mayo. El punto de encuentro en la UNDAV será en la Sede España, a las 14 horas.




Publicar un comentario

 
Top