0
Es la educación la única salida que debemos plantear ante aquellos que insisten con soluciones cortoplacistas  o violentas ante una sociedad que está cambiando en sus estructuras más profundas. Opinión del Profesor de la UNDAV Nelson Rouco

Docentes de la UNDAV (Foto: Lucho García)

El progreso de un país no se mide solo por los índices económicos internacionales  o por aquellas mediciones que secularizan las coyunturas políticas y sociales por las que debe atravesar cualquier sociedad que quiera el bienestar para todos.

Es fundamental entender que cualquier problema que se quiera resolver en poco tiempo requiere de estrategias concretas. Pero los grandes problemas sociales y económicos deben entenderse desde sus orígenes y buscar posibles soluciones a largo plazo.

Una de las mejores formas de empezar a transitar ese camino es entender que la educación es el primer paso que debemos dar, para luego entender y encontrar esas respuestas que tanto nos preocupan.

En este mismo sentido se encuentra la educación universitaria, una de las grandes generadoras de conocimiento, profesionales y extensión hacia la sociedad. El mismo campo universitario que desde hace más de diez años experimentó cambios sustanciales, tanto en su expansión, a través de la creación de las nuevas universidades, como de la calidad educativa y la inclusión de nuevas generaciones que por primer vez se consolidan como profesionales universitarios.

El espacio ganado por las nuevas casas de altos estudios se enmarca dentro de la democratización del conocimiento y la posibilidad del acceso a aquellos que durante décadas tenían obstaculizado el ingreso a la educación superior.


En este escenario la Universidad Nacional de Avellaneda, con cinco años de vida académica, se encuentra dentro del grupo de las nuevas instituciones que llegaron para reforzar el acceso universal, público y gratuito. Esta universidad, que en el mes de mayo realizó su primera colación de grado, avanza consolidándose en todos los aspectos de la vida universitaria: generación de conocimiento, extensión universitaria, formación académica de grado y posgrado, entre otras. Y se establece como uno de los sitios en donde alumnos, docentes, graduados, no docentes y la comunidad toda, encuentran un lugar donde se discuten las problemáticas nacionales y latinoamericanas, buscando el progreso de una Argentina que cada vez más apuesta al futuro.

Publicar un comentario

 
Top