0
Julián Feler, llega feliz, colorido, con una alegría que quiere contagiar y una bondad que supera la realidad. Él es payamédico, una marca registrada que ya convoca a unos 400 profesionales, que habitualmente recorren hospitales del país, brindan paz no solo a los pacientes, sino a las familias y doctores





                                                                                       Por María Belén Marón

Desde Coemu Digital, presentamos una actividad que contribuye a mejorar sustancialmente la salud de los pacientes que deben permanecer internados en los hospitales, a través de una técnica que el actor Robin Williams, inmortalizó en la película "Patch Adams".

C.D. ¿A qué se remite éste voluntariado?

J.F.:-Es una organización sin fines de lucro fundada en el año 2002 por el Doctor José Pellucchi. Su misión es contribuir a la salud emocional del paciente hospitalizado. Realizan intervenciones escénico-terapéuticas con un abordaje a través de la técnica del payaso teatral adaptándola al ámbito hospitalario como una ética, estética y deontología propia.

C.D. ¿Cómo es tu personaje?  

Se llama Roque, es tierno, le gusta visitar a los amigos del hospital, también andar por la comunidad, regala sonrisas, fantasías y sueños. Su vestimenta es muy colorida, un pantalón verde, zapatillas de colores, camisa a rayas, y un saco amarillo. En la cabeza lleva una galera con algunas mascotas en su sombrero, que lo acompañan a cada intervención. Y fundamentalmente una hermosa nariz roja. Tiene un maletín pintado con arcoíris donde lleva juegos y burbujas para compartir con todos.

C.D . ¿Podes destacar alguna experiencia en particular?

En el hospital del quemado, donde inicié  mis primeros pasos,  había un niño al que le aplicaban curaciones.  Comenzamos a cantar una canción con mis compañeros, impactados por el momento, los llantos y el dolor, nos detuvimos. El nene para de llorar y nos dice, ”yo no quiero que paren de cantar” y con eso, nos demostró que si bien estaba sufriendo por causa de las heridas, nos estaba prestando atención a lo que hacíamos.

C.D. ¿Cuál es la respuesta de los pacientes?

No todos actúan igual. Algunos se refugian en nuestra llegada, ya que les brinda un momento en donde justamente no los tratan como tales, otros se alegran y se largan a jugar, como también existen los más reticentes que cuesta hacerlos entrar en confianza.

C.D. Comentanos  sobre el encuentro con el verdadero Patch Adams

Tuve la suerte de trabajar en varias oportunidades con el principal precursor del payaso de hospital.  Es de Estados Unidos, y compartí  un festival que se realiza en Perú. Ahí me junté con más de cien personas que hacen esto alrededor de todo el mundo, cada uno en su ciudad. Patch tiene una ONG que se llama Gesundheit.

C.D. ¿Qué opinás de la ley provincial aprobada es estos últimos días?

 La salud entendió que la cura, no es solo medicina ortodoxa. Sino que la parte emocional y calidad de vida de un paciente hospitalizado es fundamentalmente importante a la hora de emprender el camino a la curación, el payaso puede intervenir en muchos aspectos de la sociedad. En un hospital, en la calle, en barrios carenciados. Tuve la oportunidad de viajar a Chaco con una asociación que se llama Juves, realizamos principalmente asistencia primaria.
Celebro el gran paso que dio el país, somos ley.

Finalizada la entrevista, Julián se pone la nariz de payaso y Roque va camino hacia el hospital.


Publicar un comentario

 
Top