0
El dibujante Rodolfo Mutuverría, creador del entrañable “Dibu”, personaje protagonista de la serie televisiva de los 90 “Mi familia es un dibujo”, reflexionó sobre las producciones artísticas, la sociedad y la educación

El autor firmando autógrafos

Por María Montserrat Clemente

Su personaje atravesó desde la pantalla chica, la mesa de las familias argentinas, durante la cena, en la década del 90. Desde la señal de Telefé, “Dibu” se transformó en un “joven” inolvidable.

Rodolfo Mutuverría desgranó su percepción de nuestra realidad.

¿Cómo observás el desarrollo actual del campo del dibujo en Argentina?

El campo del dibujo es muy amplio, a los chicos les gusta. Existe una serie de eventos muy importantes como VEA COMICS o COMIC-CON ARGENTINA que incentivan a la lectura de la historieta y a seguir a los dibujantes nacionales que tenemos y que pueden abarcar distintos estilos, lo cual es fantástico porque los chicos se sienten motivados y pueden estudiar porque tienen lugares donde hacerlo.

¿Tenés tu propia escuela de dibujo?

Estoy dando clases desde hace 14 años en la Escuela de Dibujo de Carlos Garacoychea. Allí es donde me inicié en 1981 y hoy soy Profesor. Tuve la satisfacción de que muchos de mis ex alumnos trabajaron en películas conocidas, o sea, que funcionó y estoy muy contento por eso.

¿Entonces es posible vivir del dibujo?

Se puede vivir del dibujo pero también debemos crear proyectos, porque no podemos dejar que las grandes empresas solamente produzcan cosas, sino, generarlas uno mismo. Es fundamental. Lo interesante es que la persona tenga la inquietud de hacerlo y quede satisfecha por eso. Nosotros vamos dando clases de a un año, y nuestros egresados vuelven al año siguiente pero no porque no hayan aprendido, sino porque se entusiasman, se sienten cómodos. Nunca existe un límite para aprender.

¿Cómo percibís la educación, en general, de la Argentina de nuestros días? ¿Qué cosas creés que habría que cambiar y cuáles mantener?

En lo personal, como soy dibujante, me interesaría motivar a los chicos a la lectura de historietas porque con la incursión de la era digital, en la que a temprana edad los niños pequeños ya utilizan celulares, se encuentran muy aislados del papel, y de la familia. Yo soy más partidario de reunir a la familia. Nosotros hacíamos el programa “Mi familia es un dibujo” justamente con esa intención. Hoy, los tiempos cambiaron, pero lo ideal sería fomentar esa unión, en principio, a través de la escuela.

Dibu fue un boom en la TV de los 90

Más trabajos del artista: https://mutuartworks.wordpress.com/




Publicar un comentario

 
Top