0
En el primer partido con Fernando Berón como técnico interino, el Rojo volvió al triunfo frente al equipo de Gustavo Alfaro. Así, cortó una racha de siete partidos sin ganar y su gente lo celebró.

Albertengo festejando el gol de la victoria - Telam


Por: Federico Lorenzo

Fue una semana de reflexión y autocrítica para Independiente. La desvinculación de Jorge Almirón, tras la derrota en el clásico de Avellaneda, fue un golpe duro para los jugadores quienes, a pesar de compartir la idea futbolística de su ex entrenador, no lo pudieron sostener con resultados. Al final, el triunfo de anoche, chiquito pero importante, le dio un poco de alivio.

Con la presión de los hinchas tras siete fechas sin ganar, el DT interino, Fernando Berón, tenía la responsabilidad de motivar a un plantel diezmado. Del otro lado Tigre, de buen presente (acumulaba cuatro fechas sin derrotas), llegaba al Libertadores de América con la oportunidad de afianzarse en los primeros puestos del torneo.

Y al Rojo en los primeros minutos se lo notó un tanto nervioso e impreciso en el comienzo, ya que intentaba llegar al área rival pero lo hacía sin claridad y con el único objetivo de abrir el marcador desde el vamos. La ausencia de Federico Mancuello en el medio (a último momento quedó afuera por un dolor en la espalda) se hacía sentir en el local, que no encontraba generación de juego en los pies de Jesús Méndez y Matías Pisano. 

Mientras, el equipo de Gustavo Alfaro esperaba sus oportunidad bien parado en su terreno, para salir rápido de contra sin arriesgar más de la cuenta. Pero cometía muchas faltas cerca del área de Javier García. 

A los 11`, Méndez recibió la pelota en el sector derecho y envió un centro al área que fue aprovechado de cabeza por Lucas Albertengo, para despertar a la hinchada y dejar sin resistencia a García.  

La ventaja del local provocó que Tigre se adelantara unos metros y comenzara a generar peligro sobre el arco del Ruso Rodríguez, por medio de centros, en búsqueda de la altura de Larrondo. Así fue que, recién a la media hora de juego, el equipo de Alfaro tuvo la primera oportunidad de gol en los pies de Ernesto Goñi, quien entró al área y conectó un disparo que se fue junto al travesaño.

Un minuto después Independiente respondió con un remate desde afuera del área de Méndez que se fue junto al palo izquierdo, bajo la atenta mirada de García.

Tras el descanso, Alfaro decidió arriesgar con el ingreso de Wilchez por Itabel. En unos pocos minutos el habilidoso volante se puso el equipo al hombro y contagió a sus compañeros que se soltaron en ataque y comenzaron a asfixiar a la defensa local. Pero el partido se le escurría al visitante.

A los 36`del complemento Bellocq frenó el avance de Tigre con una infracción a 

Larrondo y Méndez vio la roja por revolear la pelota ( ya tenía amarrilla). Es así, que Berón se vio obligado a reaccionar rápido con el ingreso de Aguilera por Claudio Riaño para aguantar el resultado.

En la última jugada del partido, Pisano volvió a tener el gol en una contra que lo dejó mano a mano con García pero los nervios le jugaron una mal pasada al volante y la pelota se le fue larga. A fin de cuentas, el Rojo volvió a la victoria frente a un equipo agresivo que en la segunda etapa que no le dio respiro hasta el pitido final de Saúl Laverni.

Estadio: Libertadores de América

Gol: 18´Lucas Albertengo (I)


Arbitro: Saúl Laverni

El gol que le dio la victoria a Independiente

Publicar un comentario

 
Top