0
Han pasado 204 años, desde que el Paraguay se liberó del yugo de la corona española, muchas son las razones por la cual Argentina recibe a los inmigrantes del vecino país, principalmente, trabajo y estudio, pero la distancia no fue excusa para dejar pasar esta fecha.



Por Marcos Carvallo


Alrededor de 1200 personas ocuparon la Av. De Mayo, desde la calle Lima hasta la Plaza de los Dos Congresos, del microcentro bonaerense el pasado domingo. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires junto a la Embajada de Paraguay, organizó un festival para rendir homenaje a los próceres responsables de aquella heroica determinación para liberarse de la "Madre Patria".

En el 2001 según el censo oficial (INDEC), Buenos Aires era la segunda ciudad con más residentes paraguayos después de Asunción, capital de dicho país. Así se vio reflejado en esta concurrencia donde se pudieron observar los distintos hábitos de los ciudadanos latinoamericanos.

Abundaron los platos típicos, una de ellas la chipá, popular en nuestra sociedad, sobre todo en la zona sur; el tereré, bebida conocida, como así también con el mate cocido. El pintoresco cuadro fue acompañado de coloridos y delicados ajuares que lucían las mujeres. 



A su vez también se conmemoró el día de la Madre. Más allá del concepto que representa este rol, para este pueblo en particular, esta fecha evoca a aquellas mujeres que después de la "Guerra de la Triple Alianza" tuvieron a su cargo el reinicio de aquella patria, acompañadas en su mayoría tan sólo de niños.

Diferentes artistas nacionales del folclore fueron parte de esta celebración, guaranías, pólcas, bailes, sorteos de pasajes con destino al terruño que tanto se extraña. Muchas de las academias de baile que se presentaron tienen como integrantes a argentinos hijos de paraguayos, decidieron sumergirse en la cultura de sus antepasados y formar parte de esta fiesta.

Carlos Silva, Gobernador de Ñeembucú, uno de los 17 Departamentos del territorio, estuvo presente y en un emotivo discurso ofreció su agradecimiento por las donaciones recibidas para las más de ocho mil familias damnificadas por las inundaciones del año pasado, destacando la solidaridad y la sensibilidad de la ciudadanía paraguaya residente aquí.


Publicar un comentario

 
Top