0
 La nueva empresa pública ejercerá el control de todo el sistema ferroviario, incluidos los ramales de carga, y ejercerá la planificación del servicio.




Por Federico Lorenzo

En la tarde del miércoles 15 de abril, en los recintos del Senado de la Nación, volvieron a soplar nuevos aires de esperanza y alegría, a raíz de la sanción de la
ley que permitirá la creación de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado.

La nueva empresa estatal de transporte ferroviario se encargará de la gestión operativa y diaria de todo el transporte de pasajeros y cargas. Sin embargo, el nuevo esquema no prohíbe que las empresas privadas corran trenes. Las compañías seguirán trabajando en distintos ramales aunque sus contratos serán reconvenidos.

La votación en la Cámara alta que sancionó esta ley, se realizó sobre tablas tras cuatro horas de debate, en donde los 53 votos a favor de oficialismo fueron acompañados por gran parte de la oposición, a excepción de los senadores Fernando “Pino” Solanas y Norma Morandini quienes votaron en contra.

Lo llamativo de la sesión fue el voto negativo del Senador Nacional de Proyecto Sur, Fernando Pino Solanas, quien a pesar que contar con una larga trayectoria de lucha a favor de la estatización de los trenes, en esta ocasión sostuvo que no iba a votar la ley porque la misma “tiene una trampa” ya que para el autor del recordado documental “La próxima estación”, nunca se realizó una auditoría de inventario del millonario patrimonio ferroviario.

Los principales cambios que introduce la nueva ley son cinco: recupera el control de las vías a manos del Estado, pone a cargo del sector público la gestión de los sistemas de control de circulación de trenes, establece un esquema de acceso abierto a los ramales, habilita la reconfiguración de las concesiones vigentes y define requisitos para los privados que quieran registrarse como operadores.


Además, el nuevo esquema complementa los pasos dados en los últimos tres años para comenzar a reparar más de tres décadas de abandono en el sector. En ese proceso se destacan la compra de formaciones de pasajeros, vagones de carga y locomotoras cero kilómetro realizada a fabricantes estatales chinas, la renovación de vías, las obras de infraestructura, la construcción de pasos a nivel, la renovación de las estaciones y los cambios institucionales-administrativos.

Publicar un comentario

 
Top