6
  



Por Analía Laura Maldonado

Gabriel Nesci es director y guionista de Días de Vinilo, una película realizada en 2012. Es también guionista de Todos contra Juan, el unitario de comedia argentina que tuvo éxito en pantalla chica.  Nos cuenta sobre su trabajo como cineasta, su traspaso de la televisión a la pantalla grande, y su historia para llegar a plasmar otras historias entrelazadas en cine. Su vocación comenzó de muy chico, cuando “solía ir a un cine continuado que pasaba estrenos y pasaba clásicos”. Dice que hay que apostar por el cine nacional, que hay que ver cine argentino en el cine”.

¿Cómo comenzó tu interés por contar historias?

Empezó cuando yo era chico y solía ir a un cine continuado que pasaba estrenos y pasaba clásicos también. Entonces era meterme en una sala durante horas todas las tardes, yo tenía unos 5 ó 6 años, y ahí empezó a gustarme esto de poder contar historias y especialmente en cine.

¿Cuáles son las que más te llaman la atención a la hora de contar?

En realidad lo que más me llama la atención para contar una historia tiene que ver con las pequeñeces de cada día, las cosas que ocurren en la vida cotidiana, desde vivencias personales hasta cuestiones que tiene que ver con cosas que uno ve alrededor, o en los noticieros, que ocurren en las noticias que veo, la realidad es como el mayor catalizador de historias, obviamente después es necesario darles una dimensión un poco más dramática y exagerarlas un poco o a veces, agregarles condimentos que la hagan más atractiva de lo narrativo, pero la vida cotidiana, todas las pequeñeces que nos ocurren que podemos vivir como pequeñas tragedias como frustraciones vocacionales, sentimentales. Todo lo que tiene que ver con eso que nosotros vivimos como una tragedia en cierto momento es lo que me parece que tiene lugar más rico para contar una historia.

¿Cuál es el primer momento que te acordás donde nace la idea de tu ópera prima?

La idea de la ópera prima nace hace 10 años en un momento en el cual decidí ponerme a escribir una historia que era la historia de uno de ellos, Días de Vinilo cuenta la historia de 4 amigos, ésta arrancó con uno solo de ellos, que es el personaje de Damián, el que interpreta Gastón Pauls, el personaje del guionista. Así arrancó la idea y la primera versión del guión contenía la historia de uno de ellos. Cuando pasó el tiempo tuve la necesidad de seguir incorporando historias porque cuando pasa mucho el tiempo y no lo filmás se te van acumulando ideas y se te van ocurriendo otras cosas que te gustaría incorporar. Entonces de ahí, de a poco, fueron apareciendo las otras que fueron poblando este universo y de repente se convirtieron en 4 amigos.

¿Cómo fue ese proceso hasta que llegó a estar en cartelera?

Todo el proceso de la película fue muy largo. Tuvo de todo, tuvo grandes alegrías que especialmente tienen que ver con los momentos en que las cosas se iban dando, en las etapas que se iban cumpliendo, en las diferentes versiones del guión que se iban concretando cuando los actores iban apareciendo y aceptando estar en la película. Y las frustraciones tienen que ver con los grandes y largos tiempos. Cuando pasa el tiempo y ves que no estás pudiendo reunir los recursos económicos, encontrar un productor, todo eso es muy frustrante, y hay que tener de verdad mucha paciencia y mucha perseverancia y mucho amor por lo que querés contar, porque si no es muy fácil bajar los brazos, muy fácil, te diría que todo está configurado casi para que te rindas en el camino de una ópera prima

¿Qué sentiste cuando finalmente viste tu película en cartel?

Ver  la película en cartel es indescriptible, cada vez que veía un afiche de verdad que se me ponía la piel de gallina, y cuando veía el cartelito en los cines era una sensación de mucha satisfacción, de mucha plenitud, el hecho de decir: bien, etapa cumplida. Ver una entrada impresa con el nombre de la película era increíble.

Leí que te acercás a los cines a hablar con el público, ¿esto es una estrategia, por qué lo hacés?

En realidad lo hago porque me da placer, al ser una comedia, me acerco a los cines porque está bueno para mí ver el pulso de la gente, cómo va viviendo la comedia y ver si funciona o no funciona. Si hacés un drama, probablemente nunca te enteres cómo funcionó, pero si es una comedia… ir y escuchar las risas te da la pauta de qué funcionó, o qué no. Y afortunadamente lo que pasaba era que las funciones cuando se llenaban eran una fiesta por lo que pasaba en el cine

¿Qué directores te influencian?

Los directores que más me inspiran son, primero Woody Allen, que es un maestro increíble para mí, cada película de él es como un seminario intensivo de cine, después me gusta mucho Robert Altman, Cameron Crowe, Scorsese, Spielberg, ellos son los que me fueron marcando un poquitito a medida que yo iba creciendo y que ellos iban haciendo sus películas más icónicas. Ellos son los directores que más me influenciaron.

¿Consideras que la gente tiene que ver más cine?

Es algo que yo me di cuenta en la experiencia de hacer y más que nada la experiencia de exhibición de esta película, es que hay que ver cine en el cine, de verdad. No puedo dejar de ponerle énfasis a esto, la verdad es que es muy importante, no sólo por las fuentes de trabajo que se ponen en juego, del valor industrial que tiene esto o que podría llegar a tener, sino también por un tema de que en el cine se cuidan los detalles de otra manera, la proyección de Días de Vinilo era en 2/35, y esto es como, imagínate el doble de ancho de un LCD, esa es la proporción del tamaño, el sonido fue mezclado de manera tal que en diferentes sectores del cine se escuchen cosas distintas y que el volumen fuera pensado de manera tal que si estás en una sala chica, lo escuches de una manera y en una sala grande con la absorción de la gente y las risas, se escuche de otra manera.

                                                                                                           



Publicar un comentario

  1. Que grande Nesci! Días de Vinilo es un peliculon! Para cuando otra peli che?!

    ResponderEliminar
  2. Gabriel Nesci es un director que puede captar lo que hay en lo cotidiano y hacerte reír, emocionar o
    pensar a partir de eso. "Todos contra Juan" es la mejor comedia de situación que se hizo en Argentina.

    ResponderEliminar
  3. Es interesante leer sobre el proceso por el que pasa una idea desde que se concibedesde hasta que llega a concretarse y cómo en el medio hay alegrías pero también frustraciones.
    Esto es algo que tendría que tener en cuenta todo aquel que emprende un proyecto: "hay que tener de verdad mucha paciencia y mucha perseverancia y mucho amor por lo que querés contar, porque si no es muy fácil bajar los brazos, muy fácil, te diría que todo está configurado casi para que te rindas en el camino".

    ResponderEliminar
  4. muy buena nota a un gran director! Días de vinilo es una hermosa película sobre la vida misma.

    ResponderEliminar
  5. Ojala haya mas formatos como Todos contra Juan o Dias de Vinilo, con un guion excelente y sin tantos efectos especiales... creo que a la gente le gusta ir al cine y necesita volver a apostar al cine nacional. Gabriel

    ResponderEliminar

 
Top