0
La puesta en escena de “Gala Dalí, detrás del horizonte azul”, dirigida y producida por Jorge Ducca, muestra el amor desgarrador detrás de la lujuria, la codicia del poder y la verdadera historia detrás de la historia

             "Gala fue la constructora de Salvador Dalí"

Por Macarena Pereyra

Jorge Ducca nos recibió en el Teatro Tadrón, un lugar confortable, pintoresco, gracias al bar que lo acompaña y esa  infaltable melodía instrumental que suena a lo lejos y  hace revivir el ambiente junto a su exquisito aroma del café.

Hay que peinar a Gala es interpretada por Anabel Ferreyra. Es un personaje bastante complicado, porque no hay mucha información acerca de ella. Para poder interpretarlo tuve que leer dos biografías e incluso de su vida se sabe de los veinte años en adelante. Más allá de lo que se ve detrás de escena, tuve que investigar”, relató la protagonista principal.

Gala la fuente inspiradora de Dalí, es un  ser con una personalidad bastante importante ya que durante la vida del pintor,  fue su administradora y su perpetuo amor. “A Dalí lo hacía trabajar mucho, tenía que pintar para conseguir dinero le repetía siempre. Estaba obsesionada con el tema de la belleza, tenía mucho miedo a envejecer, por eso se hizo muchas operaciones” contó la actriz.
El pasado de Gala es algo que la atormenta, pues la persigue  durante toda su vida, los recuerdos muertos y vacíos de Paul Eluard, su amante. “En la obra no es que soy él, soy un recuerdo que Gala evoca porque el personaje ya ha fallecido, solo ella me ve”, admitió Gerardo Ingaramo, intérprete de Paul .

Sin embargo, Gala no hubiera sido Gala sin sus convicciones:  “yo lo trabaje desde los conflictos, desde sus miedos e inseguridades que él tenia para llegar a la persona y no al personaje”, reveló Pablo Juan.

Desde el momento en que cruzaron mirada por primera vez comprendieron que estaban hechos el uno para el otro, un amor que duró más de cincuenta años. “Eran ellos dos, su casa y el mundo, no tenían amigos, no tenían a nadie salvo a Amanda, que también era como un juguete. Son dos personas, de las cuales no hay información. Es surrealismo, se inventaron a sí mismo y se llevaron toda la información”, aclaró Pablo Juan.

"Hay un mito detrás de su sexualidad"

Amanda Laier, la segunda musa de Salvador Dali, era una talentosa cantante internacional. “Es un personaje con un gran mito detrás sobre su sexualidad, se decía que era transexual. Después de leer un poco y hacer una lectura al personaje, decidí que fuera un juego para ella, como algo que le favorecía en su carrera. Porque en la intimidad era una mujer", expresó Amanda Lier, interpretada por Pilar Mato Magrini.

El liberalismo era algo que remarcó durante su relación a esta bizarra pareja, ya que, tuvieron amantes por doquier, además de los “famosos” tríos. 

“Si Gala no lo hubiera rescatado de dónde estaba, hubiera terminado muy mal. El amor a veces salva la gente, y a veces no todas las parejas son iguales, el amor hacia otra forma puede salvarlos, como a ellos, esta obra los salvó a los dos", expresó muy convincente Pablo Juan.

“Uno da por sentado que conoce la historia, pero cuando yo empecé a leer, me di cuenta que el personaje de Gala construyó al de  Dalí,”  expresó el dramaturgo.

“En veinte minutos, chicos, salimos a escena”, dijo Jorge Ducca. La magia del teatro atrae  las realidades de la vida y ésta obra refleja “una historia de amor, cómo un amor sublime se transforma con los años en una decadencia aunque sigue vigente”, finalizó el director.

Publicar un comentario

 
Top