0
El periodista Sebastián Espósito, especializado en música del diario La nación, analiza la postura  de la mujer en el rock y desnuda un viejo estigma





Por Florencia Fico
  
Un hombre empapado por melodías que dieron historia. “El rock corre por mis venas y por mis notas”, anuncia Sebastián Espósito, crítico musical y redactor del diario La Nación en su cuenta de Twitter. 
Espósito reflexiona sobre el rol de la mujer en el rock argentino y cree que no tiene una posición particular y distinta a la del hombre.  “Quizá por una cuestión de cantidad e historia, lo femenino se ve disminuido frente a lo masculino”, dice el escritor.

Algunas representantes vocalistas  del género como Fabiana Cantilo, Sandra Mihanovich, Hilda Lizarazu o Patricia Sosa aportaron conforme la visión de Sebastián “material importante y canciones que son clásicos” hoy en día.  “Algunas de ellas dejaron de hacer y vincularse con el rock y otras siguen haciendo música”, manifiesta Espósito.

El periodista también se acuerda no solo de cantantes sino también de las que están detrás de la voz: “Instrumentistas, hoy por hoy son miembros de muchísimos grupos de formación, una baterista, una bajista. Me parece en cuanto a número y calidad hoy es un buen momento”, opina Sebastián. El cronista destaca a bandas como Utopians encabezada por una mujer que según su mirada generaron un “rock crudo, muy bien hecho y tocado”, asimismo de Liers integrada totalmente por chicas.

¿Crees que existe una poesía generada por mujeres en el rock?

No estoy de acuerdo si hay una temática femenina, en contraposición a una masculina. Podría suponer que en su momento las canciones de Riff, eran masculinas por que hablaban de mujeres y autos, pero sería  erróneo pensar que Riff era una banda solo para hombres. Quizás en algunas interpretes femeninas, como Gabriela Marrone que es considerada la primera cantante de rock argentina, le haya aportado una cierta sensibilidad. En su momento, Fabiana Cantilo tenía cierto desparpajo o esa cosa de insinuación sexy. Que ahora no sorprende a nadie, pero antes no era habitual.

¿Qué diferencia posee la lírica generada por mujeres?

Sobre todo viendo más que nada esta última  generación, de los 2000 a la actualidad. La mujer como cantante y compositora es más directa en sus letras y en su pedido, sin dejar de lado la poesía, que el hombre que da más vueltas en eso.

¿Cómo ves los productos musicales de hoy con respecto a grupos de los 80’?

Actualmente hay una renovación que todavía hay que esperar que madure. No veo que haya un movimiento sólido, pero también es cierto que es muy difícil analizar desde este momento. Es mucho más fácil los 80’ y los 70’ lo que sucedió con perspectiva, ver algo con distancia. En los 70’ hubo un movimiento que confluyó en el comienzo del rock en Argentina, en los 80 hubo una renovación a partir del regreso de la democracia, o en los 90 hubo una nueva camada de bandas que dijeron olvidémonos de los que estaban antes y digamos que somos la novedad. “A mi generación no le importa tu opinión” cantaban Babasónicos. Quizá necesitemos más distancia para juzgar a la generación actual, además me parece que musicalmente estamos en un buen momento, quizá le falta una figura tan grande como la anterior.

¿Qué le consejo le darías a estas bandas que quieren formarse?


Que toquen, lo más que puedan, compongan música  y nueva. Prestarle un poco menos de atención a los opinólogos que con el auge de las redes sociales todo el mundo te está diciendo lo bueno que es tu música o lo malo.  Todo el mundo te quiere aconsejar. Me parece que en los 70’, 80’ y 90’ y hoy, las bandas necesitan encerrase un poco y consolidarse puertas adentro, para después salir bien paradas al mundo. Y poder pasar el umbral de la influencia que es muy fuerte. Todas las bandas que empezaron a hacer música por que le gustaron otras y así es como tres o cuatro personas se unen por una cuestión de gustos en común. Pero de ahí a un sonido y una música propia hay un tramo largo. Como  se suele decir es un: “90% transpiración y 10% de inspiración”.

Publicar un comentario

 
Top