0
El Partido de Avellaneda es uno de los que mantiene la tradición de celebrar la conmemoración de su creación. Hoy, 7 de abril, se cumplen nada más y nada menos que 163 años de la Ciudad.

Barracas al Sud, luego rebautizada como Partido de Avellaneda, ha sido transitada por diferentes culturas, lo que le ha dado una identidad peculiar a la Ciudad.
Entre 1850 y 1880, la primera colonia de inmigrantes llegó a este gran Partido para suministrar su mano de obra en las fábricas, talleres y frigoríficos.
Barracas al sud comienza a convertirse en municipio autónomo separado de Quilmes en abril de 1852. El Partido fue creado inmediatamente después de ser derrotado definitivamente Juan Manuel de Rosas, quien gobernaba la Provincia de Buenos Aires y era el principal caudillo de la Confederación Argentina, por el gobernador de la provincia de Entre Ríos, Justo José de Urquiza, en la Batalla de Caseros, el 3 de febrero de 1852.
La batalla culminó con la victoria del Ejército Grande y la derrota de Rosas, que el mismo día renunció al gobierno de la Provincia.
El Partido de Avellaneda fue creado por un Decreto del Gobierno provincial el día 7 de Abril de 1852, con el nombre de Barracas al Sud. En 1904, toma su actual denominación, en homenaje al ex presidente Nicolás Avellaneda.
Avellaneda se caracterizó por ser una ciudad fundacional de fábricas.
Los saladeros fueron la primera industria instalada en Avellaneda. Este sector comenzó a incrementarse en 1822, año en que todos los saladeros comenzaron a instalarse en las cercanías del Riachuelo.
El saladeril era un lugar bastante básico en el que se encontraban corrales para la hacienda, playa para la matanza de animales, galpón para preparar la carne, secadero al aire libre, calderas para derretir la grasa y depósitos para la sal y los cueros. La grasa se derretía cerca de las calderas y se exportaba o se utilizaba para fabricar jabón y velas. Los cueros se salaban y secaban para exportarlos.
Esta industria saladeril comenzó a contaminar las aguas del Riachuelo, y esta  fue la causa por la que los saladeros fueron levantados dejando sin trabajo a la mayor parte de los habitantes del Partido.
Los saladeros empezaron a cerrar, y así finaliza la primera etapa de industria de Barracas al Sud.
Cuánta cultura del trabajo ha transitado el querido gran Partido de Avellaneda. La cercanía con el Riachuelo la ha convertido en la Ciudad fabril. Cuántos inmigrantes han sido albergados en las calles de este lugar histórico, cuna de la industria.


                                          Imagen desde Puente Pueyrredón (Lucho García)

Publicar un comentario

 
Top