0
La calle es el escenario elegido por organizaciones sociales, políticas y culturales para expresar el 24 de marzo como una jornada de memoria, verdad y justicia, cuando en 1976 fuerzas militares apoyadas por sectores de la sociedad civil tomaron el poder por las armas.

El día lunes 23 se realizó una movilización en La Plata de sectores más críticos al gobierno nacional, donde entre otros ejes se recordó a Jorge Julio López, desaparecido el 18 de septiembre de 2006. El albañil había sido secuestrado y liberado en la última dictadura, y en el marco del juicio al genocida Miguel Etchecolatz había aportado datos claves sobre lo ocurrido en cautiverio. Esta tarde marcharán desde Congreso en Capital Federal, donde también mostrarán su descontento con el proyecto X, el nuevo sistema de inteligencia y la Ley Antiterrorista.

Por otra parte, la tarde del 24 será el encuentro en Plaza de Mayo de organizaciones políticas y sociales, con el eje de "defender las victorias e ir por más democracia", resaltando los procesos de enjuiciamiento a militares y derechos humanos conquistados durante la última década. El eje distintivo estará también en la demanda de enjuiciar a los militares que estaqueaban y torturaban soldados en el contexto de la guerra de Malvinas.

Otros ejes del presente también serán objeto de lecturas en comunicados, como los 43 estudiantes asesinados en México.

"Con esta gestión nacional han habido avances enormes con respecto a la memoria, la verdad y la justicia “Cuando vienen las leyes y se empieza a juzgar, se empiezan a ver  los compromisos, las complicidades, las amistades, lo corporativo de la Justicia”, expresó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela Bárnes de Carlotto, quién recuperó a su nieto Guido en 2014.

Distintas Universidades Nacionales también hicieron hincapié en este día necesario para la historia argentina, y se harán presente en las calles a través de su cuerpo docente, estudiantil y no docente.



Publicar un comentario

 
Top