0

El 29 de Julio de 1936 se funda en Piñeyro la Sociedad de Fomento Francisco Pienovi, 7 años después del fallecimiento de quien da nombre a la institución, por un grupo de vecinos e incluso algunos parientes del mismo, sobre los terrenos pertenecientes a la familia, sobre la calle Gûifra, que fue una de las pioneras en la zona.




Por Dario Casella


Los vecinos en conjunto con ayuda municipal comenzaron el relleno sanitario de lo que sería la calle Oliden, en terrenos que ya pertenecían al municipio, y en Julio de 1945 plantan el primer árbol en donde armaría su sede y se instalaría hasta la actualidad.



La institución tuvo sus vaivenes económicos y sociales, y corrió riesgo de desaparición durante la crisis del año 2001, y estuvo en estado de abandono hasta el 2007 cuando a través de asambleas vecinales se pudo recuperar el espacio público.



En una entrevista exclusiva, el Secretario General de “el piono” y editor del diario “LA VOZ DE PIÑEYRO”, Hernan Bravo,  nos cuenta la historia del club, desde sus orígenes hasta la actualidad y los proyectos actuales y futuros desde la Sociedad de Fomento hacia el barrio.



¿Cómo se fundó el club?



El club se funda el 29 de julio de 1936, 7 años después de la muerte de Francisco Pienovi, por un grupo de amigos y parientes, que donan los terrenos pertenecientes a la familia sobre la calle Güifra, y se arma como parque infantil. Esta familia fue una de las pioneras del barrio, tenían curtiembres, de hecho Francisco Pienovi fue concejal y consejero escolar, era una familia de estilo conservador, de hecho la relación era con Barceló.  En el nuevo parque se practicaba el básquet como deporte principal y se hacían los bailes de carnaval.



En 1945 se planta el árbol fundacional del nuevo parque, en unos terrenos sobre la calle Oliden, que son ganados al río, y donados por el municipio. El presidente de la institución ese año, era Emilio Aboy, que era un dirigente anarquista. Esto cambia un poco el perfil de la Sociedad de Fomento que se vuelca del conservadurismo a políticas más populares.



A partir de ahí, comienza un período de desarrollo, donde la familia se empieza a reunir en el club, a ir a los bailes de carnavales, donde tocaban artistas muy conocidos, por ejemplo la Orquesta Típica de Oscar Aleman. 



Durante la época de la dictadura no hay muchos datos del club, salvo alguna foto medio oscura, típico de ese momento.



En los ’90 con un poco más de recursos se hizo la cancha principal, pero fue un período de mucha corrupción, con muchos funcionarios de la institución vinculados al PJ de esa época. Durante la crisis de 2001 siguió en estado de acefalía, con penetración del narcotráfico dentro del club, hasta que en el 2007 a través de Asambleas Vecinales, se regularizó la Sociedad de Fomento, primero recuperando la plaza, que aunque este medio destruida, esta mucho mejor de lo que estaba. 





Ahora hay en un proceso de pleno crecimiento, con la cancha de atrás que sé esta por techar, y los vecinos están volviendo a tomar el lugar como una referencia del barrio. Esa una de las premisas que teníamos cuando agarramos la Sociedad de Fomento. Para eso nos dimos una estrategia que era salir a la calle, estamos en el “culo” del barrio, rodeado por fábricas, y cuatro casas, que generalmente, cuando son pocos, los vecinos no son muy simpáticos. Empezamos a festejar los carnavales, donde los últimos 4 años, hicimos los históricos corsos sobre la calle Rosetti, que fue una acción que hizo el club para afuera. En la misma calle hicimos el “Paseo de la Memoria” en homenaje a los fusilamientos de obreros en el ’77.



Se armó también un contra turno escolar, para suplir a ese Estado ausente en ese sentido, ya que la familia hoy necesita que los chicos estén contenidos, y lamentablemente en la escuela pública no se podía, que funcionó durante 4 años y que hoy se cortó porque en la Escuela N° 14 comenzó a funcionar el doble turno. La verdad que hay que agradecer al Estado que sé ha portado muy bien y nos ayudo mucho a crecer en infraestructura.



¿Qué cambios hubo a través del club dentro del barrio?



Por pedido del club, en la primer reunión que tuvimos con Jorge Ferraresi, que en ese momento era Secretario de Obras Públicas, se ilumino la parte de atrás que estaba oscura y se consiguió el gas para el club y para las dos cuadras de la calle Oliden que no tenían. Después hubo cambios que tuvieron que ver con la política municipal, que fue la construcción del Camino de la Ribera y la pavimentación de las calles aledañas que eran de tierra.



Después hay un cambio cultural a través del club, con la creación de la murga, que la entendemos como la puerta de entrada a otras manifestaciones culturales, como la música, el teatro, hasta la plástica. Y otro cambio cultural tiene relación con los Derechos Humanos, con la creación del Paseo de la Memoria, que se armo para perseverar justamente la memoria de un hecho puntal que hizo la dictadura en Piñeyro, y los chicos hoy saben que pasó ahí. La Sociedad Fomento todos los 24 de Marzo realiza una peña en ese lugar desde hace 4 años, la fogata de San Juan, todos festejos perdidos durante la última dictadura militar y el neoliberalismo. También los medios de comunicación que instalan el tema de la inseguridad, de que el peligro está en el otro, impide un poco que la gente se acerque.  



Si pudiéramos todos los fines de semana festejar en la calle en lugar de un boliche, si pudiéramos realizar actividades en los clubes sin lastimarnos, las relaciones sociales seguramente serían otras. 



¿De que zona vienen los chicos al club, son todos de Piñeyro o vienen de otros barrios también?



En general la mayoría de los pibes son de Piñeyro, pero también tenemos mucho de la Villa 21, tal vez por la cercanía, o por la excesiva población de ese que barrio que impide que los clubes del lugar puedan recibir a todos los chicos que viven ahí.



¿Qué proyectos tienen a futuro con el club?



En principio esta resolver el tema del techo de la cancha de atrás, con la murga queremos transformarnos en un centro cultural especializado en murga, aunque eso es un tema aparte, ya que se trata de un programa estatal que te dan lo que tienen y a veces lo que tienen no es lo que el barrio necesita ni en los horarios que el barrio necesita ni los profesores tienen el compromiso que tendrían que tener. No es lo mismo que vos pudieras elegir las disciplinas y los profesores y que el municipio lo “banque”, a que el municipio te diga mira tengo un profesor de macramé, uno de teatro y uno de tango, y capaz que eso no es lo que vos necesitas.



Hace 20 años que participo en la creación de centros culturales, y entiendo que el arte tiene que ser colectivo. Apostamos también al desarrollo de la Ribera como espacio de Avellaneda, al Riachuelo siempre se le dio la espalda, y entendemos desde la Sociedad de Fomento que el Riachuelo no es la espalda de Avellaneda sino la puerta de entrada. Es un espacio público recuperado que hay que dotarlo de actividades, para que la gente pueda venir a tomar mate, a ver un espectáculo publico. Estamos esperando que llegue la Universidad, que tiene un proceso mas corto que él nuestro y todavía no puede abarcar con propuestas todo Avellaneda, pero sabemos que va a pasar. 



Además hay un programa que funciona en el club que viene de la Secretaría de Deportes de la Nación que es el programa “Lideres Comunitarios Deportivos” que también son pibes que hacen capacitaciones para realizar actividades deportivas para los mas chicos. La Sociedad de Fomento tiene que tener múltiples ofertas para que los chicos se sientan contenidos.



Venia caminando por la Ribera y vi que había un programa de viviendas, ¿Eso se apoya desde el municipio?



No, en el 2009 como vimos que había gente que no se acercaba a la entidad, nos dimos cuenta de que no se estaban representando los intereses de los vecinos, y analizando las problemáticas habitacionales que tenia mucha gente de la zona, desde el club organizamos encuentros barriales por el derecho a la vivienda con el fin en principio de discutir. Después de varios encuentros los vecinos decidieron armar una cooperativa de vivienda que esta constituida legalmente, y se juntan una vez por semana a conversar y se reúnen mensualmente en asamblea ordinaria dentro del club. En una zona donde hay fábricas abandonadas y terrenos por los que están luchando los vecinos, hoy se privilegia a los camiones.




Publicar un comentario

 
Top